Charlie Hebdo fue el primero de los atentados que sufrió Francia el pasado año seguido por el atentado perpetrado en la sala Bataclán de París en noviembre. Hoy Francia recuerda a las víctimas cuando se cumple un año de la matanza. Este acto marcó el inicio de una serie de ataques que a día de hoy todavía contiene algunas incógnitas en la investigación. 

Diecisiete personas fallecieron en enero del año pasado cuando varios hombres armados con Kaláshnikov entraron en la redacción de la revista satírica disparando a sus integrantes. Todavía no se han organizado eventos para conmemorar el ataque. Sin embargo el presidente Françoise Hollande, ha tenido ocasión de referirse al atantado esta misma mañana y ha recalcado que Francia todavía sufre la amenaza antiterrorista.

Anuncios
Anuncios

Asimismo el discurso de Hollande ante la prefectura de París servirá para ofrecer más detalles sobre las iniciativas que su gobierno está llevando a cabo incluyendo un proyecto de ley que endurece el Código Penal contra el crimen y el #Terrorismo

Un icono de la libertad de expresión

Han pasado 365 días desde el atentado y Charlie Hebdo ha acabado por convertirse en un icono del combate por la libertad de expresión. Si bien tras los atentados la revista pensó en cerrar, hoy en día sus ventas se han disparado gracias en parte a las donaciones de las que ha sido beneficiario. Hoy Charlie Hebdo ha sacado un número especial de 32 páginas con una tirada de un millón de ejemplares con ilustraciones de algunos de los fallecidos el año pasado como Charb, Honoré, Cabú o Wolinski. 

Francia dedicará a lo largo de esta semana varios homenajes a las víctimas celebrando el próximo domingo una ceremonia en memoria de los fallecidos en la emblemática Plaza de la República. 

Los atentados que han estado ocurriendo en Francia a lo largo de este año le han colocado en el punto de mira de los yihadistas.

Anuncios

Las investigaciones en torno a este suceso todavía no han concluido. Actualmente los investigadores siguen tratando de averiguar quién dio las órdenes en los atentados de enero que causaron, además, la muerte una policía y de cuatro rehenes en un supermercado judío. 

A pesar de haber transcurrido un año de los atentados, todavía no se sabe con seguridad quién está detrás de la matanza. Se sospecha que fueron los hermanos Said y Serif Kouachi los que llevaron a cabo los atentados en la redacción y Amedy Coulibaly el responsable de la muerte de la agente municipal de Montrouge y del supermercado “Hyper Cacher”. 

Por ahora Francia continua en alerta máxima el día que se cumple un año de una de las peores matanzas ocurridas tras la Segunda Guerra Mundial.  #Estado Islámico