Además de Trump y Cruz, hay otros aspirantes a tener en cuenta, aunque a priori no tengan tantas opciones como los otros dos. El futuro es imprevisible, suele decir Marco Rubio.

Entre los que aparecen en una segunda línea son Rand Paul, el propio Rubio y Jeb Bush.

Paul, nació el 7 de enero de 1963, en Pitsburg. Ha sido senador por Kentucky desde 2011. De profesión es médico oftalmólogo. Su padre también ha desempeñado funciones políticas. Se caracteriza por ser el más liberal dentro del Partido, al preconizar la no intervención del Estado en los asuntos y la vida cotidiana de los ciudadanos americanos; de hecho es uno de los impulsores de las ideas del Tea Party.

Anuncios
Anuncios

Su lema es libertad, oportunidad y justicia. Entre sus propuestas más importantes se encuentra la reforma del poder legislativo, y restringir la duración del mandato de los congresistas.

Por su parte, Rubio, es hijo de inmigrantes cubanos. Nació en Miami el 28 de mayo de 1971. Ha sido senador por Florida desde 2011. Estudió en la Universidad de Miami, artes y derecho. Forma parte del ala conservadora de los republicanos, y de fuerte fe religiosa; es católico. Es la esperanza de los latinos conservadores, y el niño mimado del Tea Party.

Finalmente, Jeb Bush. Nació el 11 de enero de 1953, en Texas. Ha sido gobernador de Texas durante ocho años. Es hijo y hermano de expresidentes de los #Estados Unidos, y como Rubio es hispanohablante; esta casado con una mexicana. Es un hombre con mucha determinación, como lo demuestran el hecho de que con 35 años ya poseía una suma considerable de dinero.

Anuncios

En un principio se le consideraba la salvación del Partido, ávido de nuevas caras y de una nueva imagen, pero tras la irrupción de Donald Trump, sus opciones han bajado, a pesar de la cercanía con la comunidad latina, últimamente esquiva con el voto republicano. Tendrá que esperar a los acontecimientos, y a los resultados que se vayan produciendo en las distintas primarias, que comienzan en febrero.

Todo es posible, sino que se lo digan a Obama, que no era favorito, y al final fue presidente. #Gobierno #Elecciones