Los seis candidatos que han anunciado su candidatura a las primarias del Partido Demócrata son Hillary Clinton, Bernie Sanders, Martín O'Malley, Lincoln Chafee, Jim Webb y Lawrence Lessig.

La que tiene más opciones y la mejor situada en las encuestas es Hillary Clinton, nacida en 1947. Fue senadora por el Estado de Nueva York desde 1992 a 2000, y Secretaria de Estado número 67, en el #Gobierno de Obama, desde el 2009 al 2013.

Comenzó su andadura política en la Universidad Wellesley College, situada a las afueras de Boston, cuando todavía era conocida como Hillary Rodham, siendo considerada una figura imprescindible en el centro únicamente femenino.

Anuncios
Anuncios

Allí, tuvo una conversión política, pasando de defender los ideales republicanos a los demócratas; de hecho fue presidente de la asociación estudiantil Young Republicans.

Fue primera dama, ya que es la esposa del expresidente Bill Clinton, durante los últimos ocho años del siglo XX. Ha sido defensora a ultranza de la igualdad de oportunidades de las mujeres a todos los niveles de la sociedad.

En política exterior ha seguido una  doctrina, más bien de toque realista, ya que ha defendido la intervención en Irak, y durante el tiempo que ha ejercido el cargo de Secretaria de Estado, una presencia activa de EEUU en el escenario global. Su talón de aquiles, que podría hacerle torcer sus opciones, es tanto el caso de los correos electrónicos, como la investigación llevada a cabo por el Congreso en la crisis de Bengasi.

Anuncios

En segundo lugar en la clasificación se encuentra Bernie Sanders, nacido en 1941, en Brooklyn. Es senador desde el año 2007 por Vermot. Político y escritor, es el candidato más escorado a la izquierda ideológica del Partido. Conocido por su activismo y organizador de manifestaciones en pro de los derechos civiles, el no racismo y la no violencia. Antes de ser senador, ha sido congresista durante 16 años.

Ha mantenido desde sus orígenes, siendo independiente, no en vano, es demócrata desde el año 2015, una postura crítica con la política exterior norteamericana, lo que le separa de Clinton. Ha sido, tambien, un acérrimo defensor de la no intervención del ejército del país en Irak. Entre sus propuestas sociales destaca el de evitar las desigualdades en los ingresos, una sanidad universal, el cambio climásoo, la defensa de los intereses del colectivo LGBT y una reforma de la financiación de los partidos políticos. Asimismo es contrario a las política de seguridad y control desplegado por la NSA o el denominado Acto Patriota. #Estados Unidos #Elecciones