Se han identificado a los responsables del tiroteo que se producía este pasado miércoles en el centro de servicios sociales para discapacitados del condado de San Bernardino (California) y que provocó al menos 14 muertos y 17 heridos.

La policía confirmaba a los autores del ataque, Syed Farook, varón de 28 años y nacionalidad estadounidense y su pareja, Tashfeen Malik, mujer de 27 años y nacionalidad desconocida. Ambos, que entraron en el centro perfectamente equipados con chalecos antibalas, máscaras negras y fuertemente armados, comenzaron a tirotear a todas las personas que se encontraban en su interior y tras ello huían en un todoterreno negro.

Anuncios
Anuncios

Horas después morían en un intercambio de fuego con las autoridades.

La investigación llevó a los agentes hasta una casa de la localidad anexa con San Bernardino, Redlands, en la que divisaron el vehículo sospechoso y comenzaron con la persecución que terminó con Farook y Malik (los dos sospechosos) y con un policía herido. En un primer momento se sospechaba la posibilidad de que existiera un tercer atacante, una persona que fue detenida en el lugar del tiroteo, sin embargo la hipótesis de la investigación actual centra a Farook y Maliks como los únicos responsables de la masacre.

La policía explicaba que Farook era uno de los empleados del centro donde se produjo el suceso. Ese día se estaba celebrando una fiesta de Navidad privada y el sospechoso abandonó el lugar por “una discrepancia”, más tarde regresaba con su pareja y armado para cometer los asesinatos.

Anuncios

Todavía se desconocen los motivos del ataque, aunque las autoridades aseguran que existía planificación y que no se trata de algo espontáneo. Por un lado el FBI no descarta que se trate de un atentado terrorista, David Bowdich, asistente regional del director de la agencia explicaba a la prensa que “Es una posibilidad, pero no lo sabemos”. Por otro lado el jefe de la policía local, Jarrod Burguan declaraba “no tenemos ninguna información en este momento  de que esto tenga una relación con el terrorismo, en el sentido tradicional”.

El tiroteo de este miércoles se ha considerado la sexta peor matanza de la historia de #Estados Unidos y la más grave tras la ocurrida en diciembre de 2012 en la escuela de Newtown (Connecticut), en la que fallecieron 27 personas.