El 12 de diciembre se celebraron #Elecciones municipales en Arabia Saudí. Ha sido la primera vez que las mujeres podían votar y presentarse como candidatas. En las últimas elecciones municipales celebradas en 2011, el anterior monarca Abdulá anunció que las mujeres podrían ejercer su derecho a voto. Su sucesor, Salman, ha apoyado este sufragio femenino y ha mantenido la promesa de Abdulá en estas elecciones municipales.

El pasado sábado se registraron 130.000 electoras en todo el país frente a 1,35 millones de hombres. Las mujeres aseguran que la inscripción ha sido complicada por los obstáculos burocráticos, la falta de información y las trabas derivadas de la cultura popular.

Anuncios
Anuncios

A pesar de las restricciones a la propaganda electoral, que prohíbe las fotografías, los mítines o las apariciones televisivas, la imposibilidad de las candidatas de dirigirse a personas de diferente sexo o la dificultad de desplazamiento, ya que las mujeres tienen prohibido conducir, se ha dado un paso hacia delante. Arabia Saudí es uno de los países donde los derechos de las mujeres se ven más coartados y supeditados a la tutela de los hombres. Según Amnistía Internacional: “Sufren una discriminación sistemática en la ley y en la práctica”. También la organización defensora de los #Derechos Humanos Human Rights Watch calificó estas elecciones como un paso hacia la participación de la #Mujer en la vida política, pero recalcó que: “Arabia Saudí sigue discriminando a las mujeres con leyes, políticas y prácticas”.

Anuncios

Ha habido mujeres electas en las 13 regiones del reino y un total de 17 concejalas

En total se presentaron 6.917 candidatos de los cuales 5.938 fueron hombres y 979 mujeres, que optaron a un puesto en los 284 consejos municipales. Al menos 17 concejalas han logrado salir elegidas. La primera en ser conocida ha sido Salma Bint Hizab al Otaibi, en Madrakah, quien se enfrentaba a otros 9 candidatos, 7 hombres y 2 mujeres. En Yeddah, han salido electas 4 mujeres, en Riad, la capital, 3 más, y así en todas las regiones del reino, pues ha habido mujeres electas en todas las comarcas.

Sin embargo, otras no tuvieron la misma suerte. Lujain Hatlul, una activista que fue encarcelada por conducir en 2014, fue impugnada como candidata dos días antes del final de la campaña. A través de las redes sociales protestó: “No es justo”.