Anuncios
Anuncios

Aunque reconociéndole algunos avances, la periodista Rosa María Calaf calificó de “cada vez más ineficaz” el trabajo de las Naciones Unidas. “El papel de la ONU es un fracaso”, reconoció la veterana reportera durante unas charlas en Casa África, en Las Palmas de Gran Canaria. Calaf lo achacó a que la ONU es “tributaria de la política de los determinados países”, cuya consecuencia es que la institución internacional por sí misma realice unas misiones que no solo “no sirvan”, sino que además, en algunos casos, “formen parte de los abusos de derechos humanos, los problemas de violaciones con las mujeres, etcétera”.

“Últimamente, la situación se ha explicitado, antes no se contaba; la protección de las mujeres era el gran tema”, matiza la periodista, que reconoce que desde el espíritu fundador de las Naciones Unidas hasta lo que es hoy y cómo funciona ahora, ha habido “un gran deterioro”, por lo que se necesitaría “una renovación de compromiso”, que provoque que no estén condicionados por la política.

Anuncios

Como ejemplo ha puesto los países que pertenecen a la ONU pese a que violen los derechos humanos, como es el caso de China. Un cambio que debería de llegar, según la periodista, de manos de los políticos, pero que no llegará mientras estos se muevan por intereses económicos.

La periodista ha analizado la relación entre periodismo y compromiso en un debate en la sede institucional, en el que también participó la periodista Gemma Parellada, y que ha sido moderado por el director de Casa África Gran Canaria, Joan Tussel. Ambas profesionales hicieron un recorrido acerca de la profesión que ambas comparten y del tratamiento informativo que los medios dan, entre otros asuntos de interés, a África.

El acto se enmarcó en el ciclo de conferencias #Áfricaesnoticia y abarcó desde la herencia del fundador de Facebook o los activismos hasta la perspectiva de género o el papel de la educación.

Anuncios

Además, Parellada presentó su último trabajo, un documental sobre las minas de Coltán, en la República Democrática del Congo. El coltán es uno de los materiales con los que están hechos los smartphones y se explota de manera abusiva, según denunció la periodista, siendo origen de injusticias e inseguridades en África. Las palabras de la periodista despertaron la conciencia del público, y se generó un debate acerca del consumismo desmesurado y de la situación laboral que hay detrás de productos demasiado baratos. Calaf recordó también sobre este tema algunas de las empresas internacionales que fabrican sus productos de un modo abusivo.

Respecto al tratamiento informativo de noticias como las #Crisis sociales y de supervivencia, la periodista recordó que hay “una realidad detrás de cada víctima”, y que no contar cada una de esas realidades dispares, es “desinformar”. Además, advirtió de que es necesario “tener cuidado”, puesto que en los conflictos suele ser habitual “generar la necesidad de tener un enemigo exterior”.

Anuncios

“Una pregunta que deberíamos hacernos -continuó Calaf- es: El terrorismo es muy grave, ¿pero cuánta gente mata el terrorismo y cuánta mata el hambre? ¿Por qué no se invierte ni una décima parte de lo que se invierte en terrorismo en paliar el hambre? Igual si ese dinero se utilizara en cambiar las condiciones de vida desde la base, se lograrían muchas cosas”.