Hablar de elecciones en Venezuela nunca es hablar de un simple acto electoral, pero en esta ocasión es aún más especial que de costumbre. El próximo domingo será un día clave, uno de esos días que quedan marcados en el calendario histórico de toda nación. Se trata de las elecciones parlamentarias de Venezuela, unos comicios que pueden marcar un antes y un después en el marco político de este país. Desde que Hugo Chávez llegase al poder, cada cita con las urnas se ha convertido en todo un fenómeno mundial. Cada elección enfrenta a dos claros polos opuestos que representan dos formas de pensamiento y dos modelos políticos diferentes: el neoliberalismo contra el llamado socialismo del siglo XXI.

Anuncios
Anuncios

Si nos atenemos a los últimos sondeos analizados, la oposición al actual presidente, Nicolás Maduro, lidera por un amplio margen la intención de voto. Desde la propia oposición se considera “urgente” la necesidad de un cambio en la dirección que está tomando el país desde que cogiese las riendas el actual dirigente. Es importante señalar que la principal oposición la conforma la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), unida con el mismo fin de acabar con el chavismo e integrada por partidos de diferentes tendencias políticas, mayormente socialdemócratas, progresistas, democristianos, centristas y laboristas. Si estas encuestas no fallan, nos encontraríamos ante la primera derrota del chavismo desde que llegase al poder hace más de 16 años. Sin embargo, los resultados pueden ser muy variados.

Anuncios

Quien consiga obtener la mayoría parlamentaria podrá decidir entre amenazar el actual chavismo o consolidar el proyecto ideológico iniciado por Chávez, ahora en manos de Nicolás Maduro. A pesar de la lista interminable de partidos que aspiran a vencer, el poder se lo disputan de forma muy general dos bandos claramente diferenciados.

Por un lado se encuentran los opositores, ansiosos por modificar la Venezuela que Chávez ideó. Por otro, los propios chavistas, representados casi en su totalidad por la coalición Gran Polo Patriótico Simón Bolívar (GPPSB), integrada por multitud de partidos de izquierdas, entre los que destaca el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), liderado por el propio Nicolás Maduro. Lo que pretende este bloque es hacer más fuerte el poder de Maduro en el gobierno, seguir siendo la principal coalición política venezolana y consolidar los valores e ideales chavistas para seguir construyendo la Venezuela de izquierdas.

En el caso de que la oposición se hiciese con la mayoría simple del Parlamento, es decir, si consiguiese al menos 84 escaños, tendría la oportunidad de aprobar una de las leyes que lleva años persiguiendo, como es la Ley de Amnistía que extinguiría la responsabilidad penal que pesa sobre varios opositores venezolanos presos, entre ellos Leopoldo López, condenado a 14 años de prisión por participar en una marcha antigubernamental.

Anuncios

Mientras tanto, el chavismo espera alcanzar al menos la mayoría simple para poder mantener el orden como hasta ahora.

En medio de este clima tan polarizado y distante, más de 19 millones de venezolanos acudirán este domingo a las urnas para renovar a los 167 diputados que integran la Asamblea Nacional. Será el próximo día 4 de Enero el último en el que el actual Parlamento podrá aprobar leyes, ya que al día siguiente se formará la nueva Asamblea. Sea como sea, venza de nuevo el chavismo o se alce la oposición, la decisión de los venezolanos marcará el camino por el que desean que su país avance hacia el futuro en los próximos años. #Elecciones Venezuela