Mauricio Macri ha sido investido como nuevo presidente de Argentina en una ceremonia insólita a la que no acudió la presidenta saliente, Cristina Kirchner, ni muchos de los diputados fieles al kirchnerismo. Macri optó por distanciarse de su antecesora en el cargo con un discurso conciliador, sin estridencias, y con un claro llamamiento a la unidad de los argentinos para poder acometer las reformas que necesita el país. El nuevo mandatario pidió acabar con las confrontaciones que en nada han ayudado a Argentina en los últimos años

Tras recibir los atributos de presidente, Macri salió al histórico balcón de la Casa de #Gobierno, el de los grandes acontecimientos.

Anuncios
Anuncios

Desde allí se dirigió a una multitud que llenaba la Plaza de Mayo acompañado por su esposa, Juliana Awada, su hija Antonia y la vicepresidenta Michetti. 

Ante los gritos de los allí presentes de "sí se puede", el nuevo presidente de la nación les dedicó palabras de esperanza. Según Macri, los argentinos se merecen vivir mejor y este es el inicio de una etapa maravillosa para el país. 

En un ambiente de euforia y festividad, el recién estrenado presidente se atrevió a bailar al ritmo de la cumbia Gilda, acompañado en los coros por la vicepresidenta Michetti

Mauricio Macri no es ajeno a la dificultad a la que se enfrentará su gobierno con una minoría parlamentaria. Y por eso su discurso se centra en buscar apoyos que permitan llevar a cabo las reformas que necesita el país. Pide un punto y aparte a la brecha social que se ha ido forjando en Argentina a lo largo de los últimos tiempos y que divide a los argentinos entre peronistas y no peronistas, de derechas o de izquierdas.

Anuncios

Argentina puede luchar unida aunque haya quien piense de manera distinta. 

Macri quiere que aquellos que no le votaron, un 48% y que representan mayoritariamente a las clases medias y bajas, confíen en que va a luchar por todos los argentinos. No quiso dejar de recordar los tres puntos claves de su programa que son una pobreza cero, la derrota del narcotráfico y unir a los argentinos