Después de que desde hace años Hungría esté con un Gobierno autoritario que ha desprestigiado internacionalmente a su país ante el resto de Europa, que encima cada vez tiene más adeptos, Polonia, que ha visto que el autoritarismo soviético ha sido sustituido por el autoritario ultracatólico de un tiempo a esta parte, ahora vive un nuevo capítulo.

El Gobierno del partido ultraderechista de los hermanos Kaczinsky, Ley y Justicia, del cual sobrevive uno, que ganó las recientes elecciones legislativas polacas con mayoría absoluta, ha impulsado una reforma constitucional que permite que pueda controlar las decisiones del Tribunal Constitucional para que le sean favorables.

Anuncios
Anuncios

Un encendido debate en el Parlamento, con acusaciones terribles de unas partes contra otras, incluidas desde el mismo Ejecutivo, acabó aprobando esta polémica Ley con 235 votos a favor, 181 en contra y 4 abstenciones.

Ha habido varias manifestaciones en todo el país en contra de la decisión del Gobierno, y ha tenido un ex político de prestigio que ha condenado asimismo la actitud del mismo. Además, nada sospechoso de ser anticatólico ni comunista: el ex líder del sindicato Solidarnosc, Lech Walesa, que combatió el comunismo en su país pacíficamente, sufriendo cárcel y deportación con trabajos forzados, llegando a Presidente de Polonia cuando el país llegó a la Democracia.

"Este gobierno actúa contra Polonia, contra lo que hemos conseguido: la libertad y la democracia, por no mencionar el hecho de que pone en ridículo a Polonia en todo el mundo", ha denunciado Walesa.

La reforma de Ley y Justicia dice que hace falta una mayoría de dos tercios del Tribunal Constitucional para que una sentencia favorable o no a una Ley sea definitiva, y es suprimido el párrafo en donde se dice que es independiente de los poderes políticos.

Anuncios

Entre otras cosas, permitiría al Gobierno cambiar la Carta Magna a su gusto, incluyendo dos temas que son su obsesión habitual: el aborto y el matrimonio homosexual, para prohibirlos y estigmatizarlos todo lo que pueda.

Además, ha conseguido que haya ya varios jueces del Tribunal Constitucional próximos a Ley y Justicia, con lo que podemos imaginar las sentencias que habrá.

La #Unión Europea ya ha empezado a preocuparse. Si desde hace años lucha contra Hungría y su Gobierno autoritario, puritano, racista y muchas cosas más, en opinión de expertos nada tendenciosos, ahora se añadirá Polonia, cuya deriva después de caer el comunismo no ha significado ningún beneficio político, nada más que autoritarismo. Una prueba ha sido la campaña del Gobierno contra el indulto al cineasta Roman Polanski. #Iglesia católica