Arabia Saudí celebra este sábado las #Elecciones municipales, la primera vez en la historia del país en la que las mujeres están llamadas a las urnas y pueden ser elegidas como candidatas. Sin embargo, el espíritu de cambio debe leerse entre líneas, ya que, para poder ejercer su derecho al sufragio, las saudíes necesitan la aprobación de un mehram, un tutor legal que suele ser el marido, el padre, un hermano o el hijo.

Aunque la medida, anunciada en 2011 por el entonces rey Abdalá, pueda ser considerada un deseo de avanzar en materia de igualdad de género, la realidad es que no se espera que muchas de ellas se hagan con la victoria.

Anuncios
Anuncios

Más de 130.000 mujeres se han registrado para votar y alrededor de 980 se han presentado como candidatas a puestos de concejales municipales locales, unas cifras muy bajas en comparación con los 1,35 millones de hombres inscritos para votar y los 5.000 que son elegibles. 

Además de esta gran diferencia, las mujeres saudíes se enfrentan  a otras dificultades, como la falta de experiencia y fondos para la organización de sufragios, la prohibición de conducir o de  a salir de casa sin ir acompañadas de un guardián. En un intento de facilitar la situación a la mujeres, el servicio de taxis Uber ofrece durante la jornada de este sábado llevarlas de forma gratuita hasta los colegios electorales.

Un punto de inflexión

La célebre activista saudí en defensa de los derechos de las mujeres, Hatoon  Al Fassi, ha admitido, en declaraciones recogidas por AP, que no cree que ganar sea el objetivo, sino que lo importante es que se trata de un ejercicio de participación ciudadana y que el Reino se encuentra en un "punto de inflexión".

Anuncios

 "Hoy es un nuevo día, el día de la ciudadanía, el día de las mujeres saudíes. De camino a ejercer mi derecho, de camino a votar", ha escrito en su cuenta de Twitter. 

Hasta la fecha, Arabia Saudí era el único Estado del mundo en el que la población femenina no tenía acceso a las urnas, a excepción de en el Vaticano, donde únicamente los cardenales pueden decidir quién es el Papa.  Esta es la tercera ocasión en la que los ciudadanos pueden elegir sus representantes municipales, tras los comicios de 2005 y 2011.  

Los concejales no tienen competencias para legislar, pero sí para supervisar algunos problemas de la localidad, como los presupuestos para la mejora y el mantenimiento de las instalaciones públicas. En esta cita histórica, la edad de votación también se ha ampliado hasta los 18 años, antes solo se podía sufragar a partir de 21

  #Gobierno #Mujer