El sábado 12 de diciembre se celebraron las elecciones regionales en Arabia Saudí, donde por primera vez pudieron tanto presentarse para candidatas como depositar su voto.

En estas #Elecciones al menos 17 mujeres resultaron elegidas, como apuntaban los resultados preliminares, para ocupar escaños en los consejos municipales de Arabia Saudí.

Las victorias electorales que han protagonizado las mujeres se sitúan en las localidades de Riad, La Meca, Yeda, Qatif, Hail, Al Ahsa, Al Juf y Jazan, según informaciones del diario local 'Saudi Gazette'. Jadra al Mubarak, una de las vencedoras en estas elecciones, declaró que para ella era un honor que la gente del pueblo le hubiera elegido para servir a su patria.

Anuncios
Anuncios

Por otra parte, Sana Abdel Latif Hamam y Maasuma Abdel Mohsan al Rida han ganado en Qatif, mientras que Mona al Emeri y Fadhila al Atawwi se han hecho con escaños en la región de Tabuk. Salma bint Hizab al-Oteibi ha sido la #Mujer elegida para ocupar un escaño en el consejo municipal de La Meca tras imponerse en Madrakah.

En la región de Al Juf la elegida fue Hanuf binf Mufrih bin Ayid al Hazmi, tres mujeres en Riad consiguieron escaños y otras dos en Yeda.

En las últimas elecciones que se celebraron en 2011 el monarca Abdulá ya anunció que en las siguientes votaciones permitiría presentarse como candidatas y acudir a votar a las mujeres ya que rechazaba la figura marginal que ocupa el género femenino en Arabia Saudí y, por ello, en estas elecciones de 2015 su sucesor, el rey Salman, ha mantenido esta decisión.

Anuncios

Arabia Saudí es una monarquía absoluta con algunas de las restricciones más limitadas del mundo sobre las mujeres, incluyendo la prohibición de conducir. Fue el último país en permitir que sólo los hombres pudieran votar y los centros de votación fueron segregados a las elecciones del sábado.

Entre los 6.440 candidatos más de 900 fueron mujeres que se sobrepusieron a una serie de obstáculos para participar. Las candidatas no podían reunirse directamente con los votantes masculinos durante sus campañas, ni utilizar mezquitas, edificios públicos o escuelas para hacer campaña, tampoco les estaba permitido utilizar logotipos o eslóganes. Las mujeres votantes afirmaron que su registro se vio obstaculizado por factores burocráticos y la falta de transporte. Por esta razón las mujeres representaron menos del 10% de los votantes registrados.

Human Rights Watch (HRW) ha afirmado que las mujeres saudíes han hecho frente a los problemas para demostrar su identidad y residencia ya que se encuentran en un sistema de "guardianes" donde las mujeres no pueden obtener un pasaporte, casarse, viajar o recibir educación superior sin la autorización de un "guardián", que suele ser el marido, padre, hermano o hijo.