Los terroristas del Estado Islámico, experimentaron nuevas armas  en la ciudad iraquí de Mosul.

Estas consisten en globos blancos propulsados por gas Helio, que “sueltan” desde tierra tratando de conseguir que hagan impacto y detonen su carga explosiva, contra los aviones de combate  rusos que atacan las posiciones yihadistas enquistadas en Mosul.

Las autoridades iraquíes de la ciudad, no han denunciado daño alguno a personas, ni ningún otro, hasta el momento.

Mosul es una ciudad situada en el norte de Irak, que  en el verano de  2014, fue tomada  por el EI. Desde entonces  los terroristas  han efectuando una sistemática persecución a los cristianos de esa ciudad, hasta tal punto que se supone que no queda en Mosul ningún practicante de dicha religión.

Anuncios
Anuncios

Además de las acostumbradas prácticas crueles a las que Daesh no tiene acostumbrados, se han sumado la usurpación de propiedades pertenecientes a ciudadanos iraquíes, la destrucción de objetos exhibidos en museos y la acostumbrada ostentación de poder en su tránsito por la ciudad. En las últimas semanas se produjeron ejecuciones de personas, las  que fueron arrojadas desde un edificio en el centro de la ciudad.

Fuertemente atacados por la Fuerza aérea rusa, cobijan sus armas debajo de puentes urbanos que les aseguran algún resguardo. Desde esas improvisadas trincheras lanzan sus defensas antiaéreas. Constantemente se sufren en Mosul los combates callejeros y se oyen los disparos de las armas yihadistas.

Las mujeres son obligadas a cubrir totalmente su cuerpo, incluso tienen que usar guantes para no exhibir sus manos, y es común que los hombres las corrijan severamente incluso por las calles, por no cumplir con esta directiva ortodoxa.

Anuncios

Después del ataque a Raqqa que destruyó las posiciones del ISIS en esa ciudad, los terroristas huyeron a Mosul. Allí fueron alcanzados por las fuerzas de la coalición internacional que ha diezmado sistemáticamente sus filas.

El “experimento de los globos de Helio”, es la respuesta de los yihadistas, a los últimos ataques aéreos que amenazan al Daesh. #Terrorismo #Rusia