Es la noticia que a ningún periodista le gusta escribir. Apenas queda un día y medio para cerrar un año negro en la historia del periodismo, un año en el que se han vivido numerosos capítulos violentos que han provocado un total de 67 periodistas fallecidos oficialmente, según un informe publicado en el día de ayer por Reporteros Sin Fronteras (RSF). ¿El "error" de todos ellos? Ejercer su profesión, o al menos intentarlo, de la manera más libre posible. El balance es claramente negativo, y no es para menos si tenemos en cuenta el contexto en el que dio comienzo este 2015 que poco a poco se nos va.

Era 7 de Enero cuando todas las alarmas saltaban en París.

Anuncios
Anuncios

Al parecer dos encapuchados habrían protagonizado un ataque terrorista contra la sede de la revista satírica 'Charlie Hebdo'. Fueron doce las personas que perdieron la vida (ocho de ellas, periodistas) en el ataque contra la prensa más sonado del año, el cual significó un punto de inflexión para el periodismo mundial. Sin embargo, no estamos ante el país donde más periodistas han muerto en 2015. De hecho, es la primera vez en el siglo XXI que Francia aparece en la lista de países más peligrosos para los periodistas. Según el ránking que aparece en el informe de Reporteros Sin Fronteras, el verdadero cementerio de periodistas de todo el mundo es Irak, con 9 muertes confirmadas de 11 posibles, seguido por Siria (9 de 10 posibles), países ambos con conflictos armados y con la presencia de la organización terrorista Estado Islámico

A esta lista se suman Yemen (6 de 8 posibles), Sudán del Sur (6 de 7), India (5 de 9) y México (3 de 8), siendo éste último el país más sangriento para la prensa en Latinoamérica, donde en estados como Oaxaca o Veracruz los periodistas están amenazados por las mafias que controlan la zona. Cierran esta lista negra Filipinas, donde fallecieron 3 periodistas por motivos laborales sobre 7 casos, y Honduras, con 7 casos posibles pero aún ninguno confirmado. Además de estos datos, es importante conocer que la cifra de 67 periodistas fallecidos en el ejercicio de su trabajo se extrae de una lista de 110 profesionales de la información fallecidos en extrañas circunstancias, según el recuento anual de Reporteros sin Fronteras.

Anuncios

En total, la cantidad de fallecidos en la última década por trabajar para los medios de comunicación se eleva a 787 personas.

Por otro lado, el 97% de los fallecidos durante este año eran periodistas locales que trabajaban fuera de zonas de conflicto, al contrario que el pasado año, cuando la mayoría de los 66 periodistas asesinados lo fueron en zonas de guerra. Al total de fallecidos durante 2015 hay que sumar 54 periodistas secuestrados (lo que supone un crecimiento del 34% respecto a 2014) y 153 encarcelados. La mayoría de rehenes se encuentran en Siria, Yemen, Irak y Libia, y los encarcelados en China, Egipto, Irán, Turquía y varios países más. Con todo esto sobre la mesa, lo único que cabe desear para el próximo año es el respeto pleno del derecho a la #Libertad de prensa por parte de todos. Si este deseo se cumple, en 2016 podremos evitar hablar sobre estas escalofriantes cifras de fallecidos. Y así, el periodista dejará por fin de ser la noticia.