La película "Llamádme Francisco", dirigida por el italiano Daniele Luchetti, ha tenido su estreno mundial en el Vaticano. Este hecho ya es noticioso, porque implica la aceptación de la Santa Sede al mensaje de la película. 

Había rumores sobre si acudiría o no el papa al estreno, pero el pontífice decidió finalmente que fueran los más necesitados los que disfrutaran del estreno. Así, la Limosnería Apostólica, el órgano del Vaticano que se dedica de las obras de caridad, repartió alrededor de 7.000 entradas entre los más desfavorecidos. Fueron a ver la película enfermos, inmigrantes y personas sintecho. 

Es una de las obras de caridad que el Vaticano ha tenido con los más desfavorecidos y que recuerda a la invitación que hizo, ya el año pasado, a conocer la Capilla Sixtina y los Museos Vaticanos.

Anuncios
Anuncios

Además, a la salida de la película les entregaron una bolsa con alimentos para la cena de esa noche. 

Este tipo de gestos se produce más a medida que se acercan las Navidades. El año pasado, el #Papa Francisco decidió entregar con motivo de su cumpleaños, el 17 de diciembre, sacos de dormir para los sintecho y neceseres de aseo personal. Celebró su cumpleaños con un almuerzo con los más desfavorecidos y, además, hizo construir duchas y baños bajo la columnata de San Pedro y puso en marcha un servicio de barbería y peluquería. 

El papa Francisco cree que vivimos una Tercera Guerra Mundial

El papa nombra un nuevo director del Banco Vaticano después del escándalo #Cine