El papa Francisco está convencido de querer cambiar la sociedad y lograr un mundo más justo. Una intención que deja clara en muchos de sus discursos. La última vez, Jorge Bergoglio se ha referido y ha criticado la "arrogancia de los gobernantes".

En concreto, ha hablado de los "grandes abusos y violencias" que han cometido a lo largo de la historia los "hombres del poder". Como máximo representante de la Iglesia católica, Francisco confía en Dios como la única forma de liberar a los pueblos de esta "angustia" que provocan los gobernantes despóticos y arrogantes. 

A menos de dos semanas de Nochebuena y Navidad, la festividad más importante para el catolicismo, el papa argentino lo tuiene claro: "No podemos caer en el cansancio.

Anuncios
Anuncios

No podemos permitirnos algún modo de tristeza", aseveró. Son tiempos de felicidad que los sentimientos negativos no pueden empañar. Además, señaló que a pesar de tener razones para estar preocupados y a pesar de estos gestos violentos que "hieren a nuestra humanidad", hay que vivir con alegría. 

Una alegría que tiene que estar aumentada después del inicio del Año Santo Extreaordinario porque, para el papa, el Jubileo es un tiempo de alegría en el que se concederá "el gran perdón". Un tiempo dedicado a la misericordia motivo de felicidad para los creyentes. 

Anima a no dejarse llevar por las dudas, la impaciencia o el sufrimiento. Y lo hace no solo diciéndolo, sino abriendo, de forma simbólica, las puertas santas de los principales templos religiosos. Ha abierto ya la de la Basílica de San Pedro, que continuará abierta hasta el próximo 20 de noviembre, y la de San Juan en Laterano.

Anuncios

Actos simbólicos que, no obstante, están rodeados de altas medidas de seguridad. Las basílicas de San Pedro o de San Juan en Roma están altamente protegidas por policías y militares y para ello es necesario pasar distintos controles, ideados, sobre todo, por la amenaza yihadista que afronta Europa y también Italia, país que ha sido señalado directamente. 

"Un gesto simple y una invitación a la alegría", resumió el papa sobre el momento de la misericordia y del gran perdón, que está esperado que conceda a las mujeres que hayan abortado y se arrepienta, que actualmente están excluidas de la Iglesia catól no privar a los peregrinos de la posibilidad de cruzar una puerta santa, el papa ha decidido que las catedrales e iglesias más importantes de todo el mundo ofrezcan esta posibilidad. 

Pero, además de al amor y al perdón, es una puerta, dijo, a la Justicia, que en este caso relacionó con un buen #Gobierno

No es la primera vez que el papa francisco se pone del lado de los más desfavorecidos, aunque en este caso se dirigió de forma general a todos aquellos que sufren gobiernos tiránicos y abusivos.

Anuncios

Para continuar al lado de los más desprotegidos, Francisco acudirá a un albergue de la asociación humanitaria cristiana Cáritas que está en el centro de Roma, cercano a la estación de trenes de Termini y abrirá una nueva puerta de la misericordia que dedicará a quienes más sufren. 

Para el papa Francisco, el mundo está "al borde del suicidio"

El papa invita a los más desfavorecidos al estreno de la película sobre su juventud