La falta de vitamina D tiene diversas causas como pueden ser, en primer lugar, la ingesta de #Alimentos no adecuados y la exposición insuficiente a la luz solar.

Los síntomas de la deficiencia de vitamina D se pueden repercutir especialmente en el funcionamiento de la médula, y dar lugar a algunas enfermedades que afectan al sistema osteoarticular, como el raquitismo y la osteoporosis.

Existe una mineralización defectuosa de la estructura ósea. Los huesos se vuelven débiles y se producen deformidades esqueléticas, especialmente en lo que se refiere a las piernas y la columna vertebral. Las articulaciones de las muñecas, las rodillas y la cadera se suelen inflamar.

Anuncios
Anuncios

Los músculos también se desarrollan mal y causa esa sensación de hormigueo y espasmos.

Un factor importante al déficit de esta vitamina es la exposición inadecuada a la luz solar, lo cual es esencial para la síntesis de esta sustancia. También puede ser una ingesta insuficiente de vitamina D aunque hay otras causas como el mal funcionamiento del riñón o el hígado que interfieran con la absorción de la vitamina y no hacen el proceso de transformación necesario para activar la síntesis de la vitamina. Hablamos de trastornos como insuficiencia renal, insuficiencia hepática, pancreatitis, fibrosis quística o abuso del alcohol.

Otra de las causas comunes es por la misma piel, que con los años se vuelve incapaz de sintetizarla.

La dieta contra la deficiencia de vitamina D debe basarse en la ingesta de algunos alimentos adecuados ricos en esta vitamina como son el aceite de hígado de bacalao, pescados como la caballa, la carpa, la anguila y el salmón ahumado.

Anuncios

Una cierta cantidad también se encuentra en la leche y la yema de huevo. También se aconseja el consumo de leche de soja, quesos bajos en grasa, arroz, setas y carne de ternera magra.

La necesidad de vitamina D en los adultos varía dependiendo de las circunstancias aunque es mayor después de 3 años y en el caso de los adolescentes. Lo mismo puede decirse de las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. En este caso es conveniente una ingesta de 10 mg por día. Recordar también que los niños entre 1 y 3 años deben recibir exposición de luz solar, eso sí, con exposiciones de 15 minutos varias veces a la semana, ni más ni menos, según datos de la Comisión Europea. Aunque la OMS llega a aconsejar 30 minutos siempre que no exista riesgo de quemadura (who.int/es/). Y sólo es necesario exponer cara y brazos.

La falta de vitamina D en el cuerpo conduce principalmente al desarrollo de dos enfermedades, osteomalacia y raquitismo.

La osteomalacia se da por una falta crónica de vitamina D en los adultos.

Anuncios

Las personas que sufren de esta enfermedad sufren de una fragilidad ósea muy particular.

El raquitismo se produce en los niños y es a menudo debido a una dieta no adecuada a las necesidades del organismo. A menudo también hay una falta de exposición a la luz solar, lo que agrava los problemas.

Pero no sólo son estos los riesgos sino que la falta de esta vitamina en el cuerpo puede resultar en el desarrollo de la psoriasis, dolor y debilidad muscular intercostal.

No hay que olvidar que es fundamental para el sistema inmunológico y también es un aliado natural contra las enfermedades reumáticas.

La investigación científica ha señalado que habría una correlación entre la deficiencia de vitamina D y el síndrome de Fanconi, que es una enfermedad específica en los riñones. #Calidad de vida #Mujer