Las infecciones ocultas de Campylobacter en los pollos cada vez crecen más. Y no sólo las de Campylobacter sino también las de listeria que se reportan en Europa están yendo en aumento. De acuerdo con el último informe anual de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), los casos de listeriosis han aumentado en un 16% en comparación con el ao 2013, mientras que las de campilobacteriosis registrados han incrementado en un 10%.

La listeriosis en Europa es más importante de lo que pensamos. Se tarta de una enfermedad infecciosa que se transmite por la ingestión de ciertos #Alimentos que contienen la bacteria Listeria monocytogenes, una bacteria que se encuentra tanto en el suelo como en el agua, así como en los animales.

Anuncios
Anuncios

Afecta sobre todo a las personas con un sistema inmunitario deprimido o debilitado por trasplante o enfermedades, ancianos, niños y mujeres embarazadas

Entre los síntomas que acompañan a la infección se registran principalmente diarrea, fiebre y dolores musculares. Además, se da también una infección invasiva acompañada de dolor de cabeza, confusión, posibles convulsiones, rigidez en el cuello y pérdida del equilibrio. Sin embargo, los síntomas pueden ser diferentes de paciente a paciente.

Si no se trata a tiempo, la listeriosis puede causar la muerte del paciente, especialmente para ciertas personas, como los ancianos o pacientes que ya tienen otros problemas de salud.

Muy importante es el discurso respecto a las mujeres embarazadas. El riesgo de listeriosis en ellas aumenta considerablemente el riesgo de aborto involuntario, parto prematuro o infecciones muy graves o mortales para el bebé.

Anuncios

Esta situación pone de relieve la importancia de fortalecer la vigilancia de la listeriosis y reforzar las medidas para el control de Campylobacter en la Unión Europea. Por eso hay que prestar mucha atención en el pollo: lavar los pollos antes de cocinarlos aumenta el riesgo de propagación de las infecciones. 

La seguridad alimentaria depende no sólo de los que lo producen, sino también de los consumidores. La interrupción de la cadena de frío puede afectar a la calidad de la comida. La Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido, anima a la gente a abandonar el hábito de lavar el pollo antes de cocinarlo. La razón es simple: lavar el pollo se favorece la propagación de Campylobacter.

"Aunque la gente tiende a seguir las recomendaciones sobre la forma de manejar las aves de corral, como lavarse las manos después de tocar el pollo crudo y asegurarse de que está bien hecho, nuestra investigación encontró que lavar el pollo crudo es una práctica común", explica Catalina Brown, directora ejecutiva de la Agencia de Seguridad Alimentaria.

Anuncios

A la espera de ver si el mensaje se extiende lo más rápido posible, de momento es mejor empezar en primera persona y perder el hábito de lavar el pollo.  Enjuagar el pollo no elimina las bacterias, lo que se necesita es una cocción adecuada. #Calidad de vida