Los funcionarios de la DGAC (Dirección General de Aeronáutica Civil) iniciaron una paralización el pasado 17 de diciembre, impidiendo que las líneas aéreas puedan prestar sus servicios con normalidad. Si bien se suponía éste se extendería por 48 horas a la fecha se cumplen ya 72 horas de paro, y se ha anunciado que han decidido que se extenderá por un “período indefinido”. Con ello, la conectividad dentro del territorio de Chile se ve severamente afectada. Hay 10 ciudades sin conectividad aérea, entre ellas, el caso más grave: Isla de Pascua, que, por su ubicación- en medio del Pacífico- depende del servicio aeronáutico no sólo para el transporte de pasajeros, sino también para el de medicamentos y alimentos.

Anuncios
Anuncios

Hoy, 19 de diciembre, la línea Sky debió cancelar vuelos a causa de que en 7 aeropuertos ha sido degradada la seguridad aeronáutica, es decir, no se garantiza que exista personal para actuar frente a emergencias. En tanto, Lan Chile ha indicado que hace los mayores esfuerzos para mantener sus servicios en los seis aeropuertos que aún funcionan (Punta Arenas, Santiago, Iquique, Calama, Antofagasta, Puerto Montt); aunque se ha aclarado que se han mantenido sin mayores contratiempos los vuelos internacionales, siendo mayormente afectados en su gran mayoría la población nacional. Ello a pesar de que el ministerio de Defensa Nacional ha intervenido enviando a personal de la FACH a suplir a los funcionarios en paro (de hecho, por eso es que aún funcionan esos seis aeropuertos, gracias a que en esas ciudades hay bases de la fuerza aérea de Chile).

Anuncios

José Antonio Gómez, ministro de Defensa, ha señalado que “los funcionarios de la DGAC tienen de rehenes a los chilenos”. Sin embargo, a pesar de que la prensa nacional no ha expuesto con claridad los motivos de la paralización, en la contra respuesta de parte del líder de ésta, se descubre una “causa justa”: el mayor motivo es la exigencia que hacen al gobierno para entrar a un sistema de pensiones distinto al actual, ya que, según aseguró en declaraciones ante los medios, hoy se les hace cotizar por el 50% de su sueldo, obteniendo una jubilación mucho más baja que la del promedio nacional (que ya es escandalosamente paupérrima).

Comparto absolutamente el malestar y la preocupación de las miles de personas afectadas por esta paralización, que ha significado que cientos de ellas permanezcan desde hace días en los aeropuertos, sin poder volver a sus hogares y/o a sus trabajos; sin embargo, creo que esta noticia debe relevar el tema de fondo a nivel ciudadano. No podemos seguir permitiendo que el sistema de AFP crezca a costa de nuestras cotizaciones previsionales y que nuestra clase política, a la que se supone elegimos para que administre el Estado y nos represente, no haga nada al respecto.

Anuncios

Nunca he apoyado las #Huelgas que llevan a paralizaciones absolutas, y, al igual que muchos chilenos, creo que lo correcto es ofrecer al menos turnos éticos en cada aeropuerto, para subsanar los desplazamientos al menos de casos urgentes, pero, lamentablemente, la obcecación de nuestros dirigentes y legisladores, ocupados en aumentar sus sueldos y en legislar para sus interés y no los de los ciudadanos, lleva a situaciones como estas.

Evite viajar si puede hacerlo. No contribuya a aumentar el caos en los aeropuertos de Chile. Y, si puede contribuir como ciudadano a través de los pocos mecanismos de participación que nos van quedando, hágalo. Pero con ética y responsabilidad. #Derechos Humanos