La conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático finalizó hoy con un resultado esperado por parte de las autoridades, acordando principalmente entre todos a mantener el #Calentamiento global por debajo de 2° C.

Las negociaciones internacionales sobre el clima comenzaron el lunes 30 de noviembre pasado en París –como habrán observado en las fotos que tomé hace días allí-, con el objetivo de concretar los compromisos de todos los países a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Bajo el actual escenario, varios expertos hicieron estimaciones con diferentes modelos climáticos computarizados sobre cómo se produciría un mayor calentamiento para el año 2100.

Anuncios
Anuncios

China dijo que sus emisiones serán pico "alrededor del año 2030." También se comprometió a reducir su "intensidad de carbono" (emisiones de CO2 por cada dólar del PIB) al 60 por ciento en 2030, en comparación con 2005.

Por su parte, India se ofreció solo una reducción del 35 por ciento en la intensidad del carbono. Continuando por la lista de la mayoría de los países en desarrollo, Brasil ofreció a reducir las emisiones a un 37 por ciento con respecto a los niveles de 2005 para el año 2025, pero sus emisiones (históricamente impulsadas por la deforestación) ya han bajado 41 por ciento desde 2005. Entre los peores, Pakistán se presentó no haciendo compromiso en absoluto. El plan de Indonesia es demasiado vago para evaluar y la presentación de Nigeria se produjo a menos de 48 horas antes del inicio de las conversaciones, lo que impide incluso una evaluación somera.

Anuncios

Las negociaciones sobre las contribuciones

Con el fin de llegar a un nuevo acuerdo sobre el clima universal, los delegados de los 195 Estados Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), han celebrado reuniones periódicas para avanzar en el texto que se votó en París ayer. Este año de negociaciones estuvieron marcadas por el día 7 de octubre, con la publicación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre un informe de iniciativas políticas sobre el cambio climático. Según este documento, el año pasado se recaudaron 62 mil millones de dólares por parte de los países desarrollados para ayudar a los países en desarrollo a enfrentar el cambio climático.

Además del aspecto financiero, el otro punto destacado fue la publicación del informe de síntesis de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) sobre las contribuciones nacionales.

La CMNUCC estudió el impacto de 146 contribuciones nacionales. Tal como están las cosas, la vía global de las emisiones sobre la base de las contribuciones publicadas significaría que en el año 2030 estaríamos abocados a un aumento de alrededor de 3° C, es decir, entre 2,7° C y 3,5 ° C, a finales del siglo. Gracias a estas aportaciones, el objetivo de 2° C para el año 2100 podría ser alcanzado.

  #Ecología #ONU