Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (#ONU), se ha mostrado expectante y optimista tras inaugurar, el lunes, la Cumbre del Clima en Paris.

En su discurso, emotivo pero directo, citó al Papa Francisco para recordar que los mandatarios allí reunidos tienen la responsabilidad moral de actuar a favor de los más pobres y vulnerables. Aclarando en su discurso, que son justamente ellos, quienes menos han hecho por dañar el medioambiente.

También justificó la importancia de la Cumbre por considerar que ningún país puede enfrentarse a este roto en solitario. Admitió que el cambio climático es una amenaza mundial y que influye en la estabilidad económica y la calidad de vida, ratificando que solo a través de la ONU se podrá lograr una respuesta colectiva ante este problema global.

Anuncios
Anuncios

Para finalizar, remarcó que Paris no es el final, sino el comienzo y el punto de inflexión para un futuro donde primen las bajas emisiones. El secretario general reparó en 4 elementos que harán de la cumbre un éxito. Consideró fundamental reparar en la durabilidad, flexibilidad, solidaridad y credibilidad para que el acuerdo tenga los resultados buscados. #Unión Europea