El trágico tiroteo sucedido el pasado miércoles en el centro de rehabilitación Inland del Condado de San Bernanrdino,  donde el saldo fuera el más trágico registrado en #Estados Unidos con 14 muertos y 21 heridos, ha generado temor y muchas especulaciones fuera y dentro del país.

Inicialmente, la familia de los acusados Syed Farook y Tashfeen Malik, negaron rotundamente que existiera alguna relación entre éstos y el #Estado Islámico. “Lo que se necesita es no anticiparse a un juicio, reforzar el perdón y no fomentar la intolerancia”, así defendió a la familia el representante legal de Farook.

Farook de 28 años y su esposa Malik, de 27, murieron el mismo día como consecuencia del enfrentamiento con la policía.

Anuncios
Anuncios

Tras la negativa familiar de algún vínculo con el #Terrorismo, el presidente Barack Obama, aseguró que a reserva de las investigaciones del FBI, el “tiroteo en San Bernandino, fue un ataque terrorista”.

Aun no se han revelado pruebas contundentes que reafirmen las declaraciones, sin embargo, dos fuentes del gobierno estadounidense, no reveladas, ha divulgado que la acusada, Tashfeen Malik, juró lealtad al Estado Islámico. La declaración, se dijo, fue encontrada en un mensaje personal en su perfil de Facebook.

La mujer, nacida en Pakistán, pero residente de Arabia Saudí por algunos años, había regresado de su país natal hace alrededor de 6 años, tras estudiar química farmacéutica; empero, no se aclaró si la relación con el grupo terrorista sucedió durante sus estudios o anteriormente.

El grupo de investigación pakistaní contacto a la familia de Malik con la finalidad de obtener más información, pero ésta se mostró sorprendida por la noticia y aunque aseguró que el padre de la acusada se había convertido en un hombre más conservador, no notaron indicios de posibles conexiones terroristas.

Anuncios

De acuerdo a una fuente laboral, señaló que el posible motor del ataque fuese una discusión de Farrok con un compañero de trabajo, tras mencionar en un comentario “peligros inherentes al islam”.

La realidad en torno a éste trágico suceso no ha quedado completamente clara, pero EE.UU y el resto del mundo, no han dejado de lamentar la creciente pérdida de vidas en los últimos días y la incertidumbre en torno a más ataques terroristas o aislados, se intensifica.