Con la promesa de detener la pobreza y acabar con el #Narcotráfico, Mauricio Macri asumió ayer como nuevo presidente de Argentina. A la ceremonia de asunción concurrieron varios presidentes y jefes de Estado de Latinoamérica y Europa en clara señal de apoyo al nuevo mandatario.

Alegre y bailando, desde el balcón de la Casa Rosada, Macri saludó al pueblo que festejaba en la plaza. “Los amo, amo este país y amo a cada uno de ustedes”, dijo acompañado de su mujer Juliana Awada y de su vicepresidente Gabriela Michetti. En el primer discurso como presidente confirmó las tres premisas que lo llevaron a ganar las #Elecciones: pobreza cero, batalla al narcotráfico y lograr la unión de los argentinos.

Anuncios
Anuncios

Mientras tanto, la presidente saliente, Cristina Fernández de Kirchner, visitaba a su hija y nieta para luego instalarse provisoriamente en su piso del barrio de Recoleta. Allí la esperaba su hijo Máximo, nuevo diputado por la provincia de Santa Cruz. Por la tarde, Kirchner se ha trasladado a Rio Gallegos para presenciar la asunción de su cuñada Alicia como gobernadora.