La lengua española es lo suficientemente rica e internacional  como para que podamos usar más vocablos. Puedes insultar diciendo más palabras que las típicas "tonto", "idiota"...

Si quieres insultar de otras maneras e incluso quedando como una persona culta, hazte un favor y aplica estos insultos, no solo te servirán para llamarles lo que piensas, también les harás quedar como persona de poca cultura. Encima revitalizarás el idioma y pondrás de moda insultos que merecen seguir con vida.

  • 1. Berzotas. Significa persona ignorante o necia. Su origen viene referido a aquel que permitía el adulterio de la pareja.
  • 2. Bucéfalo. Persona incapaz, ruda, estúpida. Viene de cabeza de buey. Un insulto con carácter desde luego.
  • 3. Facineroso. Es un delinciente que actúa habitualmente. Jesús Gil volvió a ponerla de moda.
  • 4. Estuto. Necio, tonto. Dicen que vendría de la expresión "Puesto por el ayuntamiento" , sea como fuera es otra palabra que no deja indiferente.
  • 5. Morlaco. Persona que finge ignorancia. Viene de la palabra italiana Morlacco, que se utilizaba para referirse a los hombres rudos o toscos.
  • 6. Petimetre. Alguien que sigue mucho las modas, viene del francés Petit Metre (osea, señorito).
  • 7. Mamacallos. Hombre que es tonto y pusilánime, define a quien hace acciones estúpidas.
  • 8. Gaznápiro, Persona simple y palurda. No parece un insulto pero lo es.

Hay un interesante proyecto llamado Reserva de palabras que apoya la RAE y que contiene a 7120 palabras que se quieren rescatar del olvido y cuyos términos están cerca de perderse definitivamente.

Anuncios
Anuncios

 Esperemos que esto llegue a buen puerto y no se pierdan del todo estos insultos que son testimonio de la historia que de una manera u otra han hecho que sea uno de los principales idiomas de la historia y que sigue creciendo año tras año en influencia.

Nosotros podemos ayudar a ello utilizando estos términos para que no terminen por desaparecer, en cierta manera es como seguir manteniendo las expresiones de nuestros antepasados a un lado y a otro del atlántico. De nosotros depende ¿no? #Calidad de vida