Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, ha hecho un llamamiento con una petición seria de poner de una vez limitación en la facilidad de acceder a las licencias de armas de fuego en el país ahora después de haber pasado el tiroteo que aterrorizó a los americanos este pasado Viernes y en el que trágicamente se perdieron tres personas además de que hubo 9 heridos de gravedad en una conocida clínica destinada a abortos allí ubicada en Colorado.

Obama, afirmó públicamente a los estadounidenses que esto no era para nada normal, destacando que ‘’no podemos permitir que se convierta en normal’’ y en su charla decía que si bien saben dar el pésame a los familiares de los afectados, también podrían hacer algo para limitar el acceso a las armas que construyen esta guerra en las calles.

Anuncios
Anuncios

Barack, afirmó ‘’es hora de decir basta’’ en una nota emitida justo desde la Casa Blanca.

La Administración de Obama

Se mostró frustrada por la incapacidad que demostraron hasta la fecha en cuanto a la limitación de acceso de armas y el impedimento para la llegada a manos de personas que tuvieran un historial complicado o problemático, tales con enfermedades mentales y/o antecedentes penales.

Robert Lewis Dear, es el nombre por el que responde el hombre de 57 años, que fue detenido y que en la actualidad está en custodia policial. Ya que mantuvo a todo el territorio aterrorizado por ir armado con un rifle durante una aproximación de cinco horas en un centro específico dedicado a la Planificación Familiar ‘’Planned Parenthood’’ allí en Colorado Springs.

Los dos individuos fallecidos en el tiroteo, aún no fueron identificados y el primer agente que llegó al lugar donde sucedieron todos los hechos fue el Policía que responde al nombre de Garrett Swasey de unos 44 años de edad.

Anuncios

También estaban presentes otros civiles más unos cinco policías más. Todos ellos se encuentran recibiendo atención médica en los hospitales de la zona ya que, tienen lesiones notables de bala pero ya se confirmó que sus vidas no corren ningún tipo de peligro. Todos estos datos fueron relatados por el Policía Local que estaba de servicio en el momento Catherine Buckley para la prensa.

Esta pesadilla tuvo una duración aproximada de unas cinco horas. En las que el pánico reinaba en la zona de Colorado hasta que llegaron las fuerzas del estado que hacían intercambio con el fuego y el detenido, mientras que por otro lado ejecutaban la evacuación de todas las personas atrapadas, en las que se comprobó que la mayoría de estas, eran mujeres.

Se conoce que #Estados Unidos recoge un amplio récord de muertes a causa de armas de fuego. Siendo un récord superior comparado con otros países más avanzados. Se comprobaron distintas estadísticas en las que comprobaron que los años 2013 y 2014 han fallecido unas 316.545 por estas causas, dato que facilitó el Centro de Prevención de Enfermedades (CDC).