Contra todos los pronósticos la lista “Cambiemos”, liderada por el conservador Mauricio Macri se acercó peligrosamente a Daniel Scioli,  su rival político por el “Frente para la Víctoria” al que todas las encuestas daban por favorito, quien superó apenas a Macri con un 2,5 de los votos.

De acuerdo al sistema electoral, puesto que ninguna fuerza alcanzó el 45% de los votos que la constitución exige para formar gobierno, ambos partidos políticos se volverán a enfrentar en una segunda vuelta el día 22 de Noviembre próximo.

Para el lector español podemos decir que “Cambiamos”  es una fuerza política conservadora que apuesta por el liberalismo a ultranza, relativamente nueva, con mucha fuerza en la Capital Federal pero hasta el 25 de Octubre casi ausente en el resto del país. 

Mientras que el “Frente para la Víctoria” liderado por  Daniel Scioli  representa a diversas fuerzas políticas mayoritariamente peronistas y de izquierda, que darían una supuesta continuidad al modelo de estado y de gobierno inaugurado por Néstor Kirchner en 2003, y continuado por su esposa Cristina Fernández de Kirchner quien gobierna hasta hoy con dos mayorías de votos, 45,29%  en 2007 y 54,11%  en 2011  cuando fue reelegida Presidenta de los Argentinos.

Anuncios
Anuncios

Con programas de gobierno muy distintos, aunque la voracidad de Mauricio Macri para recaudar votos es capaz de prometer hasta lo mismo que promete su adversario, los argentinos se jugarán el futuro de un país que, en apariencia, se debate entre un modelo de estado soberano, el que representa el Frente Para la Victoria,  abierto a la economía de mercado pero apostando por la industria nacional, y atendiendo a los derechos humanos, sociales, educación y sanidad como prioridad, y otro más "abierto" y  más "capitalista", obediente a satisfacer los negocios de las corporaciones y alineado a las políticas conservadoras de los grandes, como los Estados Unidos de Norteamérica.

A este modelo “nacionalista y populista”, como lo llama la derecha mediática en Argentina,  a los que van a votar el  22 de Noviembre  Mauricio Macri les ofrece como alternativa un modelo neoliberal, con una clara propuesta tan libertaria como privatizadora de empresas públicas y servicios públicos y con un dólar libre; es decir aquel famoso  "achicamiento del estado" en pos de una supuesta “#Libertad de  oportunidades” donde todos pueden competir libremente para ganarse los garbanzos con una mínima intervención del Estado.

Anuncios

 El ejemplo más cercano que define al modelo de gobierno y de estado macrista lo encontramos en el “corralito” financiero del economista Domingo Cavallo quien llevó al país a la ruina en 2001.

Con todo el pasado a su favor y  con todo el futuro por inventar,  y a pesar de las campañas y opiniones de la derecha mediática - quienes se han encargado de sembrar en los medios un odio visceral contra la Presidenta Cristina Fernández,-algo huele a podrido en Argentina: Me cuesta entender cómo la gente que se vio favorecida por un gobierno y un modelo de estado que, pese a sus errores, ha logrado estabilidad y claros  e indiscutibles avances sociales y económicos durante más de 10 años-  en un país que había sido literalmente saqueado por el neoliberalismo- a riesgo de volver a tropezar con la misma piedra, vuelve a dudar… #Elecciones