El Servicio de Seguridad Federal Ruso (FSB) Alexánder Bortnikov, ha revelado que la causa que motivó el accidente del Airbus ruso en Egipto fue una bomba colocada en el aparato.

"En el vuelo explotó un artefacto explosivo de una potencia de 1,5 k de trilita. Como resultado, el avión se desintegró en el aire", informó Alexánder Bortnikov. El avión, que cubría una ruta turística e iba cargado de pasajeros, se desplomó en la península del Sinaí (Egipto) el pasado 31 de octubre.

Las investigaciones han dado pie a todo tipo de especulaciones, pero #Rusia finalmente ha declarado que se trata, “inequívocamente” de un acto terrorista, que atribuye al Estado Islámico (ISIS), contra quienes ha anunciado que intensificará los bombardeos que ya realiza en #Siria, en apoyo de Bashar al-Assad.

Anuncios
Anuncios

Rusia ha lanzado esta noticia en plena ofensiva del ISIS a nivel internacional, después de llevar a cabo atentados en Beirut y París el pasado 13 de noviembre, saldados con la muerte de 173 personas (44 en Beirut y 129 en París) y varios centenares de heridos.

Después de que Francia manifestase su intención de intensificar los bombardeos en Siria, y en pleno debate sobre si deberían llevarse tropas terrestres internacionales sobre el terreno en guerra, Rusia ha aprovechado para recabar aliados. Mientras Putin pedía el apoyo de EEUU en la guerra de Siria en la cumbre del G-20 y acusaba a “algunos miembros” de haber financiado al ISIS, en el Consejo de Seguridad de la ONU advertía Rusia de la necesidad de coordinar esfuerzos internacionales para combatir el #Terrorismo.

Por el momento, las reacciones de los diferentes líderes políticos, incluyendo EEUU y España, se han mostrado reticentes a mandar efectivos militares a Siria por el momento.

Anuncios

Más ambiguo ha sido François Hollande, el presidente de la República Francesa, que sin embargo sí ha reclamado medidas contra el terrorismo de guerra y ha anunciado que tratará de evitar estas situaciones en su país, pudiendo modificar la Constitución a tales efectos.