Un editor de un periódico estatal chino ha sido despedido por criticar las políticas contra el terrorismo llevadas a cabo por el #Gobierno chino y justo a continuación de la introducción de nuevas leyes que prohíben cualquier tipo de crítica a las decisiones del Partido Comunista por parte de sus miembros, según informa el diario británico The Guardian.

Zhao Xinwei, editor jefe del periódico Xinjian Daily, fue apartado de su puesto de trabajo y expulsado del partido único chino tras una investigación mediante la cual fue declarado culpable por una actitud "inapropiada" para la discusión y por oponerse públicamente a la política del Gobierno de China con respecto a los episodios violentos que se viven en Oriente Próximo, oeste desde su perspectiva.

Anuncios
Anuncios

Según ha informado el propio servicio oficial chino a través de una nota de prensa, "las palabras y los hechos" del ex editor eran contrarios a los intentos del Gobierno de frenar el extremismo y el terrorismo religioso.

En Xinjian, una extensa región del oeste del país de donde procede este periódico, se están produciendo episodios de insurgencia de baja intensidad contra el Gobierno de Pekín, por lo que la represión del Estado en este área está siendo particularmente intensa.

Zhao Xinwei es víctima de este proceso como miembro militante del Partido Comunista chino. Empezó a formar parte de él en el año 1984 y desde el año 2011 ocupaba el puesto de editor jefe en Xinjian Daily. Anteriormente Xinwei había sido detenido por estar implicado en delitos de cohecho, malversación de fondos públicos y "permitir el cumplimiento de malas acciones" en su organización, tal como añade el informe del Gobierno chino difundido por The Guardian.

El despido de Zhao Xinwei se produce solamente una semana después de que el Partido Comunista hiciese oficial una nueva serie de reglamentos bajo los que se endurece enormemente la libertad de expresión de los miembros del partido y se castiga duramente la disidencia.

Anuncios

De acuerdo con el plan, queda prohibido "hacer comentario sin fundamento sobre las políticas nacionales".

"Aquellos que se dediquen de forma irresponsable a hacer comentarios sobre las políticas nacionales" -continúa-, o todos aquellos que "difamen a la nación, el Partido y los líderes estatales o distorsionen la historia del país y el Partido" serán castigados. Con estas palabras lo ha hecho constar el diario gubernamental Global Times.