El diario El País publica hoy un informe oficial del Ministerio de Interior chileno en el que se concluye, por primera vez, que hay altas probabilidades que el poeta chileno Pablo Neruda fuera asesinado. Y lo exponen del siguiente modo: "resulta claramente posible y altamente probable la intervención de terceros en la muerte de D. Pablo Neruda". Hasta este momento, las causas de su muerte se atribuían al cáncer de próstata que padecía. 

Otro dato importante que se indica en el informe es que en el proceso está acreditado que le aplicaron una inyección o dado a ingerir algo lo que le aceleró su muerte pocas horas después.

Anuncios
Anuncios

Y todo ello justo cuando Neruda iba a viajar a México donde, según argumenta el informe, podría haber liderado la oposición a la junta militar instaurada en Chile tras el golpe de Estado dado por Augusto Pinochet el 11 de septiembre. 

El magistrado encargado de la investigación de la muerte de Pablo Neruda, Mario Carroza Espinosa, recibió este documento fechado el 25 de marzo de 2015. El envío corresponde al Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior de Chile.

Esta importante revelación está recogida en la última biografía de Neruda escrita por el historiador Mario Amorós  que verá la luz en las próximas semanas. 

Todo el proceso de investigación se inició en 2011 tras la denuncia por parte del chófer de Pablo Neruda que aseguraba que éste fue asesinado por un militar de la dictadura que se hizo pasar por médico.

Anuncios

tras esto, el Partido Comunista de Chile presentó una querella. Cuatro años y medio más tarde el Ministerio de Interior de Chile ha sacado sus conclusiones. 

Las 209 páginas que conforman el expediente sirven para contradecir la información facilitada por la Clínica Santa María el día 23 de septiembre de 1973, fecha de la muerte de Pablo Neruda. Allí se asegura que murió de un cáncer prostático metastizado y así lo recoge su certificado de defunción. 

Todas la pruebas han llevado al gobierno chileno a concluir, por primera vez, que las probabilidades del asesinato de Pablo Neruda son muy altas. Sin embargo, aun quedan dudas por resolver con respecto al autor de la muerte del poeta. Nadie parece recordar quién pudo ser el médico que le aplicara la inyección letal.  #Secreto