La vida Patrick Hardison, de 41 años, se vio truncada hace catorce años (en 2001) cuando trabajaba de bombero voluntario. Él entró en una vieja casa en llamas a rescatar a una mujer y el techo se derrumbó. Esto le provocó quemaduras de tercer grado, perdió sus labios, las orejas, gran parte de la nariz, los parpados y el pelo. 

En ese momento se le realizaron trasplantes de piel de sus propias piernas, pero según su cirujano su cara era como una gran cicatriz. Él asegura que la gente por la calle siempre se le quedaba mirando. Tenía unas prótesis de oreja para colocarse y así poder llevar gafas de sol, ya que no tenía parpados.

Anuncios
Anuncios

Ya fue intervenido hasta en 71 ocasiones, pero el pasado mes de agosto pudo empezar a recuperar la normalidad. Esta intervención la hizo posible un joven ciclista de 26 años que desgraciadamente perdió la vida en un accidente de bicicleta en Brooklyn.

La intervención duró 26 horas y fue el trasplante de cara más completo que se había realizado. Le operó Eduardo Rodríguez, el mismo médico que realizó el primer transplante de cara de la historia en 2005 en Francia. Por suerte la operación corrió a cargo del hospital ya que era una operación muy costosa.

Tal es el cambio que ha dado este hecho en la vida de Patrick, que los médicos aseguran que podrá recuperar la vista, además también apuntan que podrá volver a conducir.

Aún le queda mucha rehabilitación, muchos cuidados y terapias, pero sus hijos ya han podido verle con el trasplante y no pudieron contener sus lágrimas de emoción.

Anuncios

Ahora Hardison asegura que puede ir a los centros comerciales sin que nadie le mire fijamente y ya puede hacer acciones básicas como parpadear, era algo muy importante ya que la ceguera si no era inminente.

Los médicos han asegurado que Patrick podrá volver a su casa, situada en Mississipi, para celebrar el Día de Acción de Gracias, una festividad muy importante allí en Estados Unidos el día 26 de noviembre, junto a su familia. 

Ahora Patrick podrá llevar una vida normal después de muchos años de espera. #Medicina