Este lunes se conoció que el secretario de La Prefectura para Asuntos Económicos de la Santa Sede, el español Lucio Ángel Vallejo Balda, de 54 años, fue detenido por “sustracción y divulgación de noticias y documentos reservados, según informó el #Vaticano en un comunicado oficial.

En el comunicado se expresa que la detención de Vallejo Balda se realizó bajo la orden del promotor de justicia de la Santa Sede luego de una investigación “comenzada hace varios meses sobre la sustracción y la difusión de documentos informativos y confidenciales”.

Junto al Monseñor español, que lleva cuatro años como funcionario del Vaticano, fue detenida también la doctora, Francesca Inmacolata Chaouqui, quien ya se encuentra en libertad “entre otras cosas por su colaboración con las investigaciones”, según el comunicado de la Santa Sede.

Anuncios
Anuncios

Asimismo, El Vaticano informó que Vallejo Balda permanece bajo la consideración de la Oficina del Promotor de Justicia, al tiempo que recordó que “la divulgación de la información y los documentos confidenciales es un delito en virtud de la Ley IX del Estado de la Ciudad del Vaticano”.

La prensa italiana ha denunciado que fue robada importante información del ordenador del auditor externo de la Santa Sede, el italiano Libero Milone, contratado para controlar las finanzas bajo las reformas impulsadas por el papa Francisco.

Los periodistas Emiliano Fittipaldi de “L’ Espresso” y Gianluigi Nuzzi de la televisión Mediaset, lanzarán esta semana dos libros con revelaciones sobre los asuntos financieros de la Santa Sede.

Esta no es la primera vez que El Vaticano enfrenta una situación similar, pues en el año 2012 fueron divulgados documentos reservados, el escándalo de “vatileaks”, lo cual significó el final del pontificado de Benedicto XVI en 2013.

Anuncios

Monseñor Lucio Ángel Vallejo Balda es un riojano de 54 años que llegó al Vaticano hace cuatro años por recomendación directa del Cardenal Rouco al Papa, desde entonces trabajaba como Secretario de la Prefectura de Asuntos Económicos.  #Papa Francisco