Nacida en Buenos Aires el 3 de abril de 1974, es hija de Abraham Awada, inmigrante libanés y de Elsa Esther Baker, de padres inmigrantes sirios. Ambos comenzaron en el mundo del textil en la década de los sesenta con la creación de su propia empresa. 

Proviene de familia numerosa, con cuatro hermanos. Zoraida, al igual que ella, está vinculada a la empresa familiar y se encarga de la comercialización; Daniel también estuvo vinculado al negocio de la familia aunque en la actualidad tiene sus propias marcas de moda; Leila, artista plástica; y Alejandro, un reconocido actor.

Juliana recibió una educación de clase media acomodada.

Anuncios
Anuncios

Estudió en un colegio bilingüe de Belgrano, el Chester College. Eran frecuentes sus viajes a Nueva York o París para asistir a desfiles de pret-a-porter así como las visitas a las galerías de arte. Continuó perfeccionando su inglés y cuando terminó el secundario, se trasladó al Reino Unido para estudiar Diseño.

A su regreso, se incorporó a la empresa familiar. A sus casi 80 años, es su madre, Elsa Esther Baker de Awada, Pomy, la que lleva las riendas del negocio junto a su hija Zoraida. En el mundo de la moda es también conocida como Madame Awada .El papel de Juliana fue el de modernizar la imagen de la marca, demasiado enfocado al target de las mujeres de negocio de más de 35 años. 

A los 23 años, se casó con Gustavo Capello, de quien se divorció poco tiempo después. Por la brevedad del matrimonio, es casi considerado como un accidente.

Anuncios

Más larga y consolidada fue su relación con el conde belga Bruno Laurent Phillippe Barbier. Aunque no se casaron, vivieron juntos durante una década y tuvieron a Valentina. 

A pesar de que Juliana y Macri se conocían del barrio, su relación comienza a fraguarse en el gimnasio Ocampo Wellness Club, en el Barrio Parque de Buenos Aires. Allí eran asiduos empresarios, políticos y famosos locales. 

Después de que Pomy aprobara en 2009 la relación de su hija con el que ya era alcalde de Buenos Aires desde hacía dos años, todo se desarrolló muy rápido. Se casaron en noviembre de 2010 y la siguiente primavera tuvieron a su hija Antonia. 

Mauricio Macri venía de dos matrimonios anteriores: con Ivonne Bordeu, madre de sus tres primeros hijos, y con Isabel Menditeguy, de la que se separó en 2005.

Sexy y preocupada de su vestuario, posee una sencilla elegancia. Y a pesar de que utilice bolsos de Hermès que pueden superar los doce mil dólares, en materia de complementos suele estar por debajo de la media de las mujeres de su estatus, algo que refleja su simpleza. 

Durante su papel de primera dama porteña mantuvo un perfil bajo.

Anuncios

A raíz de la campaña por las presidenciales, aumentaron sus apariciones públicas y en los medios en apoyo a su marido aunque reconoce que la política solo le atrae como ciudadana. Sin embargo, cuando hace meses fue preguntado sobre qué haría en caso de que Macri se convirtiera en presidente de Argentina, afirmó que acompañaría a su esposo en su nuevo rol aunque seguiría dándole prioridad a la familia.  

Juliana Awada, la primera dama de Argentina, ya ha asumido que va a tener mayores compromisos y responsabilidades y afirma que va a ocupar lo que le toque de la mejor manera posible. Y avanza que le encantaría ayudar a los niños desde esta nueva posición. #Elecciones