Era la última gran oportunidad para Scioli y Macri, candidatos a la presidencia de Argentina, para convencer a los votantes indecisos antes de las #Elecciones del 22 de noviembre y se notó. El primer debate  presidencial de la democracia fue duro y dejó muchas acusaciones entre los candidatos, algunas propuestas y pocas respuestas. 

Para el oficialista Scioli, este primer debate televisado entre los candidatos a las presidenciales, era el momento de remontar en las encuestas que le sitúan bastantes puntos por debajo del candidato de Cambiemos. Y por ese motivo, quiso empezar fuerte y centrarse en una parte muy concreta del electorado, la clase media-baja argentina, para hacerles llegar el mensaje de que Macri es el candidato de los recortes y de una fuerte devaluación. 

No tardo mucho Scioli en mirar a cámara y asegurar esto: "Estoy aquí para defenderte, compañero trabajador, te pido que votes en defensa propia".

Anuncios
Anuncios

Siguió una estrategia de ser muy agresivo frente a las propuestas de su contrincante algo que ya comenzó a hacer durante su campaña tras los malos resultados obtenidos en la primera vuelta. 

Pero se encontró con un Macri que también salió al ataque y que consiguió descolocarlo en los primeros momentos. Un Macri al que se le notó la seguridad que le da estar por encima en las encuestas y al que no pilló en ningún error grave. Mientras Scioli trataba continuamente de asociar la imagen de su adversario a devaluación, el candidato de la alianza Cambiemos no cesó de echarle en cara los errores cometidos por el kirchnerismo.

Macri fue contundente: "Daniel, la gente en Argentina no tiene miedo. Los únicos que tienen miedo son ustedes, los que están en el Gobierno, que temen perder sus privilegios.

Anuncios

El kirchnerismo es el que más devaluó".

En un tema importante, como es el narcotráfico, Scioli volvió a atacar duro a Macri lanzándole la siguiente pregunta: "Si todavía no pudiste resolver el problema de los trapitos, ¿en serio vos creés que la gente va a creer que vas a #Poder resolver el problema del narcotráfico?".  Tras ser contestado por Macri, el candidato oficialista aprovechó para hacer un guiño a los votantes de Massa, asegurando que iba a hacer suya la propuesta del líder del Frente Renovador de decomisar los narcotraficantes. Y sentenció: "El narcotraficante es un criminal, y el adicto un enfermo". 

Ya las cartas están echadas. Y aunque Scioli parece partir con desventaja, todo puede pasar. Los sondeos no acertaron en la primera vuelta, cuando dieron una amplia victoria para el candidato oficialista.