La escuela de Papá Noel de Río de Janeiro se ha convertido en una opción para aquellos que están buscando trabajo. Pero no todos pueden ser Papá Noel. Las condiciones indispensables son ser mayor de cincuenta años, tener barba y una gran barriga. 

Un trabajo para el que no todo el mundo es apto. No hay que olvidar los cuarenta grados centígrados que se alcanzan en Río de Janeiro en #Navidad. Ponerse el caluroso traje de Santa Claus es casi un acto de fe. De momento, durante las clases, el disfraz se queda colgado en la percha. Según el director de la escuela, Limachen Cherem, antes, los que acudían a la escuela de Papá Noel eran abuelos que querían comprar algún regalo a sus nietos.

Anuncios
Anuncios

Ahora, los candidatos lo hacen para poder pagar sus facturas

Este año se han presentado más de doscientos candidatos, el doble que el año pasado, comenta el director. Sin embargo, la crisis económica prevé que haya un descenso en las contrataciones de Papá Noel

Ningún detalle queda al azar. Los aspirantes a Santa Claus reciben todo tipo de clases: canto, teatro, expresión corporal, gimnasia o maquillaje. El curso es gratuito y solo en caso de encontrar un trabajo tendrán que devolver un porcentaje de lo ganado a la escuela.

La campaña navideña, de unos 40 días, puede reportar a un Papá Noel entre 800 y 3.850 dólares. Una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta que el salario mínimo en #Brasil está en torno a los 200 dólares. Los centros comerciales siguen siendo los establecimientos que más contratan 

Pero Papá Noel tampoco se libra de la crisis.

Anuncios

Muchas tiendas renunciarán a contratar uno ante las perspectivas a la baja en las ventas. Los centros comerciales son los que seguirán manteniendo a este personaje tan entrañable ya que el gasto se divide entre los distintos establecimientos. 

Pero más allá de las cifras, este empleo representa mucho más. Voni Ribeiro, que lleva haciendo este trabajo durante cinco años, afirma que todo el mundo quiere ser Papá Noel pero que, para serlo de verdad, es preciso mucho amor e irradiar amor ante los niños.