En medio de un panorama de gran atención puesta en torno a la ofensiva estadounidense por el ataque a “Jihadi John”, el yihadista británico que cortó cabezas de rehenes, como por el avance de las milicias kurdas para la recuperación de la importante ciudad de Sinjar, el presidente Barack #Obama aseguró que su país “frenó el avance” del grupo extremista y pidió un incremento de la ofensiva para terminar de “decapitar” las operaciones de sus dirigentes.

Sus declaraciones se dieron en el marco de una entrevista de ABC News grabada este jueves pasado en la Casa Blanca, luego del inicio de la operación kurda para recuperar la importante ciudad controlada hace más de un año por el ISIS.

Anuncios
Anuncios

La estrategia fue apoyada por bombardeos aéreos de alianza internacional liderada por el país norteamericano y Sinjar finalmente fue tomada este viernes por los iraquíes.

Además, Obama reconoció que no cree que el movimiento extremista “esté ganando fuerza”, ya que las operaciones de contención aliada dieron buenos resultados. “No han ganado terreno en Irak y en Siria van y vienen, pero no se ve este avance sistemático del ISIS a lo largo del terreno”, aseguró el mandatario.

Sin embargo, admitió que lo que no han conseguido aún es “decapitar por completo su mando y estructuras de control”, aunque sí lograron avances en reducir el flujo de combatientes del exterior. “Parte de nuestro objetivo debe ser reclutar socios sunitas más efectivos en Irak para pasar a la ofensiva en vez de simplemente comprometernos en la defensa”, añadió Obama.

Anuncios

Por otro lado, el ganador del Premio Nobel de la Paz en también respondió en la entrevista al precandidato republicano a la Casa Blanca Ben Carson, quien consideró que eliminar a #Estado Islámico sería tarea fácil. Para el mandatario, Carson demuestra "no saber" de lo que habla.

Por último, el presidente sentenció que el conflicto regional permanecerá abierto “hasta que se resuelva la situación política en Siria y el presidente Bashar al-Assad no sea más un imán para los suníes”. El ISIS controla vastos territorios en dicho país y en Irak, destrozada desde 2011 por un conflicto cada vez más complejo que provocó más de 250.000 muertos.  #Estados Unidos