EE.UU pasó de la felicidad y la celebración al lamento y la tristeza cuando el pasado viernes, solo un día después de Acción de Gracias, se suscitó un tiroteo en el centro de planificación familiar Planned Parenthood, ubicado en Colorado.

Tras más de cuatro horas de asedio y persecución, se logró la captura Robert Lews Dear, quien fue responsable del asesinato de un policía y dos civiles dentro de la clínica. El individuo declaró que había evidencia de venta de órganos fetales, por lo que repetía “no más partes de bebe”.

El detenido portaba un rifle de asalto de uso militar que casi cualquier ciudadano puede adquirir debido a la laxa legislación en torno a la compra, uso y distribución en el país.

Anuncios
Anuncios

Éste trágico acontecimiento reavivó lo sucedido el pasado octubre en el centro educativo Umpqua College en Oregón, en donde el saldo fue de 10 muertos y 7 heridos.

“Debemos hacer algo a propósito de la facilidad de acceso a armas de guerra en nuestras calles a personas que no tienen nada que hacer con ellas…Ya es hora de decir basta”. Con éstas palabras condenó los hechos sucedidos en una fecha para agradecer y disfrutar a los seres queridos.

#Estados Unidos ha tenido una larga lucha en contra de la violencia que incluso ha involucrado a jóvenes y menores de edad. Los reiterativos casos de civiles con armas especializadas que abren fuego, sin distinción ni remordimiento, han dejado una gran cantidad de muertos en el país.

“Esto no es normal, no podemos dejar que se convierta en normal”, afirmo Obama, tras enaltecer la labor del oficial caído Garret Swasey y ofrecer profundas condolencias a los familiares y civiles que han perdido a sus seres queridos en éste y otros sucesos.

Anuncios

El presidente Barack Obama también señaló que solicitará al Congreso, de manera más asidua y persistente, implementar una serie de normas o medidas que limiten el uso y acceso a las armas de fuego.   

Se espera que no sea necesario una nueva tragedia para que el gobierno comience las reformas que otorguen mayor tranquilidad a sus ciudadanos. #Reforma constitucional