Tras la intención del presidente Francés, Francois Hollande, de unir fuerzas militares con Rusia y EE.UU, el presidente norteamericano, Barack Obama, declaró su negativa de un ataque armado en contra del país Sirio.

Mientras Vladimir Putin dio la orden de apoyar los bombardeos franceses y movilizar sus fuerzas marítimas y aéreas para el ataque conjunto en contra del #Estado Islámico, EE.UU y España reiteraron su apoyo y solidaridad, pero negaron la participación armada.

Tras el impacto militar realizado el día de ayer, el ministro ruso, Serguéi Shoigu, recalcó la duplicación de ataques aéreos en territorio enemigo con tecnología que asegura ataques potentes y certeros.

Anuncios
Anuncios

También se aseguró la destrucción de 14 bases terroristas.

Por otro lado, el presidente Obama, aseguro que la presión ejercida por el sector que desea la incursión enérgica y belicosa en Oriente, no será suficiente para doblegar su decisión de buscar una solución menos agresiva al creciente conflicto.

Como parte de las declaraciones del mandatario estadounidense, enfatizo el hecho de que “esta no es una guerra convencional” y que de acuerdo a su perspectiva y la opinión de su inteligencia militar, el ataque al EI sería un error.

La postura del mandatario contrasta con la de su antecesor George W. Bush, quién incursionara por primera vez en territorio Iraquí. La opuesta postura militar ha generado diversas opiniones en torno a la decisión ya que varios medios aseguran que la incursión norteamericana y su continua discriminación y abusos en Oriente, generó, paulatinamente, la creación y desarrollo de los diversos grupos terroristas.

Anuncios

Mientras tanto, la oposición asegura que el ex presidente de EE.UU, supo descifrar las intenciones islámicas y precisamente por ello, decidió abatir, someter y controlar diversos puntos estratégicos y conflictivos en Medio Oriente.

La guerra se encrudece con el paso de los días y las dudas en la población mundial se multiplican. Por un lado los refugiados sirios, ajenos a la problemática terrorista, han comenzado sufrir una discriminación intensificada y las imágenes de su población infantil, bañada en terror y sangre, se ha hecho viral. El lado bélico, por el contrario, apoya e impulsa los ataques masivos en contra del Estado Islámico.

Europa, sumido en terror, duerme con miedo y despierta con la esperanza de que el conflicto haya terminado. #Estados Unidos #Terrorismo