El diario francés Libération se hace eco de un artículo aparecido en Rue89Lyon, publicación de la ciudad francesa de Lyon, la segunda del país, al Este de Francia, que asimismo también se hace eco de lo aparecido en LeProgrès. Y habiendo transcurrido apenas diez días después de la terrible matanza de Paris. Demuestra que no sólo hay integristas yihadistas que celebraron la matanza en lugares parisinos como la sala Bataclan.

El Padre Hervé Benoît, párroco de la Basílica de Fourvière, en Lyon, ciudad calificada de “muy católica”, ha publicado un artículo en la web ultraconservadora “Risposte catholique”, titulado “Las águilas (desplumadas) de la muerte aman al Diablo”. Y el cura habla de pasada de la letra de una de las canciones del conjunto musical americano Eagles of Death Metal, el que cantaba en Bataclan la noche de la matanza (y que por suerte salieron ilesos): “No me digas que no son más que palabras. Esto da risa. A fuerza de no tomarse nada en serio, todo acaba siendo trágico”.

Y sigue: “Voy más allá. Tanto peor para los espíritus sensibles. Mirad las fotos del público [del Bataclan] antes del drama. Esos pobres hijos de la generación ‘bobo’ (burguesa, en lenguaje coloquial), en trance extático, ‘jóvenes, festivos, abiertos, cosmopolitas’, como dice el ‘diario de reverencia’ (sic). Pero son muertos vivientes. Sus asesinos, esos zombis ‘haschishin’, son sus hermanos siameses. ¿Pero cómo no verlo? ¡Es tan evidente! Igual desarraigo, igual amnesia, igual infantilismo, igual incultura…”

La Prensa dice que el Padre Hervé “utiliza el mismo discurso que los yihadistas que se ven como el brazo armado de una pretendida justicia divina”. Otro ejemplo: “El drama del Humanismo ateo, que ama la violencia, la muerte, y lo que llama… ¡y que mata!” (…) 130 muertos, ¡es espantoso! Y 600 muertos, ¿qué es? La cifra de abortos diaria en Francia”.

El artículo es todo así, con el tono despreciativo hacía las víctimas, a las que él considera depravadas.

Anuncios
Anuncios

Y acaba con una postdata, que la Prensa juzga “previendo y despreciando ya las reacciones ofuscadas, Monseñor Hervé cierra su texto con un post-scriptum, que sin duda él quería divertido: ‘Los formularios de denuncia a cualquier Autoridad que se desee, están a disposición del público’ ”.

La Diócesis de Lyon, sorprendida por este artículo, sólo ha declarado hoy oficialmente: “Por el momento, la Diócesis se abstiene de toda declaración oficial. Pero en ningún caso este texto [del Padre Hervé] refleja la opinión del Cardenal Barbarin”. En la Diócesis hay 400 sacerdotes, “con sensibilidades extremadamente diversas”, que opinarán de todo sobre el texto del cura.

Uno de ellos, el Padre Robert Culat, es aficionado al Heavy Metal, “música que aporta un suplemento de alma”, según sus palabras. Mientras, el mismo Cardenal Barbarin oficiará el funeral religioso por Caroline, una de las víctimas del Bataclan, en la Basílica de Saint-Martin d’Ainay. #Terrorismo #Iglesia católica #Estado Islámico