Ha sido, desde luego, una decisión que ha supuesto un cambio destacable en la historia del país. Esta decisión, con cuatro votos a favor y uno encontra, afecta de momento a cuatro personas que han promovido durante tiempo su “derecho” a sembrar y consumir la marihuana. Aunque ha habido contraste de opiniones, la mayoría se ha posicionado en contra y ha considerada que supone un paso atrás que beneficia a los, no pocos, narcotraficantes mejicanos. No obstante, los ministros han subrayado que en ningún momento se ha aceptado la comercialización de la droga.

Esta sentencia podría extenderse a todo el país si los ministros emiten el mismo veredicto en otros cuatro casos bastante parejos a los cuatro primeros.

Anuncios
Anuncios

Los expertos señalan que es muy probable que en un tiempo el consumo no se generalice, al menos en ciertas partes de la nación como ha ocurrido en cuatro estados de EE.UU (Alaska, Colorado, Oregón y Wahsington). No podemos obviar el hecho significante de que México sea el segundo productor mundial de marihuana. También es cierto que habrá que esperar pues “se espera un amplio debate social”, afirmó el magistrado José Ramón Cossio.

El debate se abre cuando se plantea la posibilidad de que se haga un mal uso de la droga por parte de los delincuentes, es por eso que todos los partidos políticos han titubeado cuando se les preguntaba si era una buena idea legalizar la marihuana, aunque ninguno llegó a pronunciarse ni a favor ni en contra. Asimismo, la iglesia se ha mantenido al margen del debate público de forma inesperada, alegando que es necesario un análisis pausado y profundo de las posibles consecuencias que pueda acarrear un cambio de esta índole para México.

Anuncios

Opiniones en datos

Con respecto a la libertad de cada uno a la hora de consumir o no consumir, un 13,5% de la gente consultada está de acuerdo, mientras que un 7,7% defiende que hay que regular el consumo. Un 4,3% indicó que es terapéutica, sin embargo, un 12.8% opina que generan adicción y hasta un 46,1% sostiene que es una droga y “todas las #Drogas hacen daño”. Al compararlo con el alcohol, un 44.1% apunta que el alcohol es más perjudicial para la salud frente a un 3.3% que opina lo contrario, un 4% que no se muestra en acuerdo ni en desacuerdo y un 9% que se abstiene de opinar.