Este miércoles la policía de Turquía tomó el control de dos cadenas de televisión opositoras, lo que desató una nueva oleada de críticas hacia el presidente Recep Tayyip Erdogan, todo ésto a tan solo cuatros días de que se lleven a cabo las elecciones legislativas.

Sin importar que las cámaras estuvieran grabando en vivo, la policía del gobierno en Estambul entró al edificio principal de las cadenas Kanalturk y Bugun TV, las cuales son propiedad de grupo Koza-Ipek. La policía entró tirando gases lacrimógenos y con cañones de agua para poder dispersar a los trabajadores que querían impedir el paso de los policías, los cuales estaban detrás de un muro que decir “íBugun no se mantendrá callado”.

Anuncios
Anuncios

La policía forzó la entrada del edificio con pinzas, en dónde según las imágenes que se retrasmitieron en la web de la cadena de televisión. Después de esto, los nuevos administradores y los policías que fueron nombrados por “la justicia” tomaron el control de la cadena de televisión, esto a pesar de la oposición que mostro el redactor jefe de Bugun, Tarik Toros.

“Queridos y amables telespectadores, por favor no se sorprendan si dentro de uno minutos ven a la policía dentro de nuestro estudio”, comento Toros en frente de las cámaras. Pero cuando la policía entro al estudio, Toros grito: “¿Quiénes son todos ustedes? ¡Están dentro de mi cadena!”. Asimismo se ha reportado en la cadena de televisión privada NTV, que también se llevaron a cabo varios enfrentamientos dentro del edificio entre las autoridades y la policía.

Anuncios

Baris Yarkadas, diputado de la oposición, comentó: “Todas las personas que fueron las responsables de dicha decisión tendrán que responder ante la historia”. El grupo Koza-Ipek fue tomado por la policia turca desde el lunes, después de haber sido acusado de reclutar, financiar y darle propaganda a imán Fethullah Gulen, quien es el rival más fuerte de Erdogan, y quien dirige desde una ONG en Estados Unidos, lo que varias empresas y medios son consideradas por las autoridades como “organizaciones terroristas”.

Anteriormente Erdogan y Gulen fueron aliados, pero ahora este se ha convertido en su enemigo desde aquel escándalo de corrupción que salió a luz en el 2013 y que afecto a muchos miembros del gobierno. #Crisis