François Hollande, el presidente de Francia, ha llevado a cabo las medidas antiterroristas más importantes en el país vecino que se han conocido en más de cincuenta años. Tendríamos que remontarnos hasta la segunda guerra mundial. Ha desplegado al ejercito y ha anunciado el estado de emergencia y el cierre de las fronteras. En sus dos convalecencias por televisión ha pedido responsabilidad al pueblo francés en estos momentos.

Hollande pudo comprobar los atentados de cerca, se encontraba en el Stade de France (el estadio de Saint Denis) en el palco de autoridades presidiendo el Francia- Alemana, cuando sonaron las primeras detonaciones.

Anuncios
Anuncios

El presidente fue rápidamente llevado al Elíseo, donde organizó un gabinete de crisis, creando un consejo extraordinario de Ministros, junto al primer ministro Manuel Valls y Bernard Cazenueve, ministro de interior. El presidente, en su presencia ante la Tv, con voz trémulo espetó “Sabemos de dónde vienen estos ataques”.

 El estado de emergencia consiste en el cierre de fronteras, en la limitación de reunión pública, el control de tránsito (es decir el cierre a la circulación de zonas sensibles en ciudades y “la asignación de residencia” para personas sospechosas de #Terrorismo. De igual forma ha movilizado a más de 1500 militares, que se suman a los 7000 ya existentes.

Como apunta, el ministerio de Exteriores español ha facilitado un teléfono de contacto: 06 15 93 87 01 (Francia) y +33 615 93 87 01, desde España.