En un fallo histórico, la Suprema Corte de Justicia de México declaró favorable el recurso de cuatro ciudadanos sobre su derecho al uso recreativo de la marihuana. Esto incluye siembra y consumo personal aunque no el comercio, suministro y distribución.

Por mayoría de cuatro votos contra uno la sala del máximo tribunal del país concedió la protección judicial para cuatro ciudadanos integrantes de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante, declarando así parcialmente inconstitucionales cinco artículos de la Ley General de Salud que establecen prohibición absoluta para el consumo de la marihuana.

El fallo, en cambio, no despenaliza el uso del cannabis en México, pero sí que impide que estos cuatro beneficiarios puedan ser sancionados penal o administrativamente por el consumo y posesión de marihuana en cantidades que se consideren para uso y consumo personal.

Anuncios
Anuncios

Ahora es la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios quien deberá determinar ese límite.

Uno de los magistrados partícipes de la elección, Jorge Mario Pardo Rebolledo, que anunció su voto en contra al considerar que la siembra todavía es delito en el país, expresa al diario mexicano El Universal su inquietud acerca de cómo se pueda ejecutar este derecho reconocido por ley.

"¿Cómo se podría garantizar el libre desarrollo de la personalidad si el presupuesto o la parte inicial de esta cadena de autoconsumo sigue estando prevista como delito por el Código Penal?"

Sin embargo uno los juristas que votó favorablemente, Arturo Zaldívar, confirmó que la sentencia no obvia que el cannabis es una droga y puede resultar adictiva, pero destacó al mismo periódico que la prohibición absoluta "es desproporcionada", ya que impide el libre desarrollo de la personalidad.

Anuncios

Al mismo tiempo reiteró que la sentencia excluye cualquier tipo de comercialización tanto de la marihuana como de el resto de las #Drogas.

Es por tanto ahora el turno de los políticos, que ya tienen la capacidad legal de legislar favorablemente a la regulación por parte del Estado. Las dos fuerzas conservadoras mayoritarias del país, el PRI (actualmente en el Gobierno) y el PAN ya han aceptado que en adelante se pueda abrir el debate y discutir seriamente acerca de la elaboración de las leyes que permitan el uso del cannabis y den una salida política al fallo histórico de la Suprema Corte de Justicia como, por otra parte, ya ocurre en numerosos lugares de América como Uruguay y Estados de EEUU como Oregón o Washington.