El atentado más cruento de la historia de Francia no solo fue contra los propio franceses. Los ataques se dirigían contra todos los ciudadanos independientemente de sus orígenes, razas o culturas. Las nacionalidades de las víctimas son diversas: belgas, chilenos, españoles, mexicanos, rumanos, argelinos, portugueses, tunecinos, marroquíes, venezolanos, suecos... Siempre que ocurre este tipo de desastres aparecen historias curiosas, sorprendentes y, fundamentalmente, que logran emocionarnos. Una que nos ha llamado especialmente la atención ha sido la de un pequeño superviviente que vio morir a su madre y su abuela chilenas en la sala bataclan. 

El pequeño Louis, así se llama, fue aquella maldita noche del 13 de noviembre de 2015 junto a ellas a ver el concierto de los Eagles of Death, en la sala Bataclan.

Anuncios
Anuncios

Su madre, Elsa Delplace (Franco - Chilena), de 35 años y su abuela, Patricia San Martín, bibliotecaria, a punto de jubilarse, sobrina de un importante diplomático chileno en Francia, también sobrina del actual embajador de Chile en México y exiliada por el golpe de Pinochet en Chile llegada a París hacía 42 años.

Aquella noche, cuando los terroristas entraron en la sala Bataclan y dieron inicio a su macabro plan, sus balas alcanzaron a Patricia y a Elsa. El pequeño Louis presenció el asesinato a bocajarro de las mujeres más importantes de su vida, una vez muertas, decidió escapar.

Los terroristas no pudieron terminar con la vida el pequeño,este mezclándose entre la marabunta que huía del ataque, consiguió esconderse en los entresijos de la sala y cuando tuvo las oportunidad salió. Comenzó a correr y no paró, deambulaba solo por las calles, cuando fue encontrado.

Anuncios

Calles desiertas, ya que en ese momento París estaba siendo objeto del mayor ataque terrorista de la historia del país Galo.

Según relató la hermana de Patricia, María Eliana San Martín, al diario "El Mercurio" de Chile: "El pequeño, según nos contaron, al escuchar los disparo, se escondió en el teatro y luego escapó. Fue encontrado en la calle por una mujer. Estaba a salvo, ileso, pero ya sin su madre ni su abuela".  #Terrorismo