El inicio de la Conferencia contra el Cambio Climático (COP21) que se celebra hoy lunes en París, se ha visto enturbiado por los enfrentamientos de ayer entre un grupo de encapuchados y las fuerzas de seguridad en la Plaza de la República. El resultado fue un total de 289 detenidos.

La manifestación que había sido convocada con el lema Marcha Global por el Clima fue prohibida por el gobierno francés con motivo del estado de emergencia en el que se encuentra Francia tras los terribles atentados yihadistas del 13 de noviembre. En su lugar, se organizaron varios actos de movilización ciudadana que contaban con la aprobación de las autoridades. 

Uno de esos actos fue la realización de una cadena humana como reivindicación de un cambio de sistema que logre frenar el cambio climático.

Anuncios
Anuncios

Se exige a los políticos que se reúnen este lunes un mayor compromiso para tomar, de manera inmediata, medidas concretas dentro de un plan global contra el calentamiento que sufre el planeta. El recorrido de esta cadena humana era el que inicialmente se iba a llevar a cabo por la marcha, desde la Plaza de la República hasta la Plaza de la Nación. 

Por su parte, la Asociación Avaaz colocó 22.000 zapatos en la Plaza de la República como símbolo de todos aquellos que no habían podido marchar por las calles de Paris reivindicando medidas contra el cambio climático. Los zapatos, situados detrás de la pancarta que iba a encabezar la marcha, fueron decorados con consignas, símbolos y con motivos vegetales. 

Todo transcurrió de manera pacífica y bajo un ambiente festivo. Tras finalizar estos actos, según declaró el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, una minoría violenta quiso organizar un desfile prohibido.

Anuncios

Aseguró que varias decenas de individuos con el rostro cubierto se enfrentaron con las fuerzas de seguridad desplegadas en los alrededores de la plaza. El ministro del Interior detalló que los activistas violentos habían lanzado proyectiles a los antidisturbios. Tras dar una cifra de 208 personas, ésta aumentó posteriormente a 289 según datos de la Prefectura de París. 

Bernard Cazeneuve quiso poner énfasis en que se trata de una minoría violenta que nada tiene que ver con las manifestaciones ciudadanas pacíficas que se habían desarrollado poco antes. En la misma línea fueron las palabras realizadas por el presidente de Francia, François Hollande, inculpando de los enfrentamientos a elementos agitadores ajenos totalmente a las reivindicaciones contra el cambio climático que se estaban celebrando la víspera de la Conferencia por el Clima de Naciones Unidas que tendrá lugar en París. 

Para la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, y para el primer ministro, Manuel Valls, es indigno que se haya elegido la Plaza de la República como lugar de enfrentamientos porque es allí donde se concentran los homenajes a las víctimas de los ataques terroristas del 13 de noviembre, un lugar de respeto para la memoria de esas víctimas.  #Calentamiento global