Una vez más Jordi Évole en su programa Salvados ha vuelto a dar una magnífica clase de periodismo. Con el título de “Refugiados, sin noticias de Europa”.

En la conversación entre Jordi Évole y Mikel Ayestarán sufrimos los primeros datos que nos tienen que llevar a pensar y a razonar sobre la actual situación. Es el segundo periodista el que reprocha que las medidas que se quieren impulsar desde Europa no sean válidas pues esos políticos no conocen la situación real de los refugiados, por lo tanto sus legislaciones no son del todo acertadas. Se reprochó en el programa que Europa subvenciona económicamente a países para que ejerzan de “países tapones” como así denominaron los periodistas a países como Turquía.

Anuncios
Anuncios

Turquía ha recibido más de dos millones de refugiados, Líbano más de un millón de refugiados.  Hay que tener en cuenta que España recibirá unos quince mil refugiados. Pero no sólo Europa paga a países para que acojan a los refugiados, Arabia Saudí hace lo mismo, ayuda económicamente para que sea Jordania quien acoja a los refugiados.

Évole se desplazó al campo de refugiados de Zaatari donde nos mostró el testimonio desgarrador de algunos refugiados y la visión de un representante de médicos sin frontera que explicaba la situación interna del campo de refugiados.

Según el representante de médicos sin frontera, los refugiados tienen derecho a recibir, sanidad y #Educación. A cambio los que viven en el campo de refugiados realizan trabajos con los que cubrirían estos gastos.

Anuncios

Sobre qué tipo de personas llegan, muestran la diversidad de los refugiados pero resaltan que de los heridos que llegan al campo de refugiados de la guerra el 20% son niños y la mayoría llegan solos.

Otro aspecto que el programa resalta es la figura de los refugiados Sirios en Jordania, pero que están fuera del campo de refugiados. Según los datos aportados por el programa, se puede decir, que entre el 15 y el 20% de la población Jordana de hoy en día son sirios. Esos refugiados no pueden trabajar  en Jordania de manera regular, sanidad y educación reciben  siempre y cuando el estado Jordano reciba dinero internacional para poder llevar a cabo estas medidas. En el testimonio de un refugiado, afirma que no pueden trabajar legalmente, pero necesitan comer con lo que aceptan trabajos mal remunerados y encima tienen que estar pendientes de que no llegue un inspector de trabajo, pues lo arrestarían.

En Zaatarí nos muestran varios testimonios, desde jóvenes que no han podido realizar su sueño por culpa de la guerra.

Anuncios

Familias que han perdido la casa y hasta hijos por las bombas, un refugiado se llega a equiparar con un vagabundo, pues lo han perdido todo, saben que de donde salieron ya no les quedan nada.

En el último testimonio se pudo ver el miedo que tienen el gobierno Sirio, por eso unos refugiados que iban a volver a #Siria no muestran la cara pues ellos mismo dicen Puede traer graves consecuencias respirar más alto de lo normal en Siria”. Todos los días son unos 200 sirios vuelven a su lugar de origen, saben que allí les puede acechar la muerte, pero ir a Europa es caro y arriesgado.

 Ambos periodistas concluyen que no es una guerra civil tal y como nos quieren hacer ver, sino que es una “Guerra mundial en miniatura y concentrada en un determinado espacio territorial” e incluso resaltan la importancia de ésta a nivel mundial al reflejar que es la primera vez tras la Guerra Fría en la que Rusia y EEUU se han postulado en un bando u otro. #Angela Merkel