Italia también es consciente de que afronta una amenaza terrorista, incrementada después de los atentados de París. Mientras algunos de los terroristas de la masacre estén fugados, uno de los puntos más vigilados es la frontera de Italia con Francia. 

Ahí, los agentes han aumentado los controles y detienen e inspeccionan todos los vehículos que consideran sospechosos. Pero además de en la frontera, la seguridad se ha incrementado en todo el país. Las estaciones de trenes, los metros y los lugares más turísticos, como el Coliseo, están vigilados de manera permanente por agentes de la Policía, la Policía militar (los carabineros) y del Ejército. 

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, recordó cómo los terroristas con estos atentados atacan el modo de vivir de los occidentales.

Anuncios
Anuncios

"Atacando a Francia, han atentado contra toda la humanidad", afirmó el primer ministro. Sin embargo, por ahora, Italia descarta entrar a formar parte de los bombardeos que países como Francia, Estados Unidos o Rusia están desarrollando en Siria. 

El ataque a París, preparado desde Bélgica y Siria

Siria: en Viena se realizará una nueva ronda de conversaciones por la paz #Crisis #Terrorismo