La tarde del jueves fue evacuado un avión de Easyjet por una amenaza de bomba, que más tarde se conocería como falsa alarma y se saldaría con dos detenidos, según apuntan fuentes policiales.

El vuelo con destino a Marruecos fue evacuado ya que uno de sus pasajeros a bordo supuestamente afirmó que tenía una una mochila con explosivos lo que provocó la alerta entre el pasaje y ocasionó la puesta en marcha de toda precaución. El avión fue rápidamente evacuando aunque no se encontró ningún tipo de explosivo dentro.

Tanto el aeropuerto de Manchester como la aerolínea Easyjet han declarado que evacuaron a los pasajeros como precaución hasta que pudieran comprobar si era cierto el aviso de bomba, lo que más tarde resultaría ser una falsa alarma.

Anuncios
Anuncios

Un portavoz del aeropuerto declaró que en todo momento la seguridad de sus pasajeros y del personal era de suma importancia, por lo que trabajarían en colaboración con la línea aérea y con terceros para velar por la seguridad de sus pasajeros hasta que puedan continuar con su viaje a Marruecos.

Según la policía, han sido detenidos dos de los pasajeros, de 45 y 46 años, por ser sospechosos de esta falsa alarma de bomba.

Y con este, ya son varias las falsas alarmas que se llevan dando desde los atentados del pasado viernes 13 de París. Una de ellas en el centro financiero de Madrid, donde se evacuó y acordonó la zona por una mochila sospechosa. La policía desalojó durante una hora la madrileña plaza de Cuzco, en el paseo de la Castellana, por un paquete sospechoso.

Los primeros indicios apuntaban a una falsa alarma ya que los perros encargados de detectar explosivos no habían captado ningún indicio de que existiera ningún artefacto en la zona.

Anuncios

Más tarde se conocía que el paquete sospechoso se trataba de un carro de la compra sujeto a una señal de tráfico que pertenecía a un repartidos de publicidad que lo había dejado allí para no tener que recorrer con él toda la zona del distrito financiero de Madrid, según han señalado fuentes policiales. #Terrorismo