No es la primera vez que el #Papa Francisco lamenta asesinatos perpetrados por distintos grupos terroristas, algo habitual en sus audiencias y misas. Pero en el caso de la masacre del viernes pasado en París por parte de yihadistas del ISIS, el pontífice lamentó que se trata de un acto propio de una Tercera Guerra Mundial. Una afirmación que ha sembrado todavía más temor. 

El propio pontífice expresó sus sentimientos de un modo muy claro: "Estoy conmocionado, no entiendo estas cosas, hechas por seres humanos", confesó. Y añadió que "no hay justificación religiosa ni humana" porque, simplemente, "no es humano".

Para Jorge Bergoglio, los atentados merecen una condena "de la manera más radical" porque se cometieron contra "la paz de toda la humanidad".

Anuncios
Anuncios

Como respuesta, pidió una "reacción decidida y solidaria". 

Además de mostrar su "consternación" por los atentados en un mensaje emitido de forma urgente durante la madrugada del viernes al sábado, el papa rechazó de manera contundente que se cometan crímenes en nombre de cualquier dios.

En su tradicional misa domenical en la plaza de San Pedro, Francisco dijo que "utilizar el nombre de Dios para justificar la violencia es una blasfemia". Insistió en que la violencia y el odio no sirven para solucionar los problemas de la humanidad sino que, por el contrario, los empeoran. 

En el caso de la masacre de París, calificó los actos de "barbarie" que supuso una "afrenta incalificable a la dignidad de la persona humana". Una afrenta que no ha conmovido solo a Francia, un país al que dijo querer mucho, "sino al mundo entero", recalcó. 

"Tanta barbarie nos deja consternados y nos interroga sobre cómo puede el corazón humano idear y cometer actos tan horribles", manifestó ante los fieles. En esta misa, el papa rezó por los fallecidos y por los familiares de las víctimas y reiteró que utilizar la violencia va en contra de las religiones. 

Sin embargo, el Vaticano defendió que no hay que ceder ante el temor.

Anuncios

El portavoz de la Santa Sede, el jesuita Federico Lombardi, advirtió: "¡Atención! A esos asesinos, poseídos por un odio descabellado, se los llama terroristas precisamente porque quieren sembrar el terror. Si nos dejamos atemorizar, ya habrán conseguido su primer objetivo".

Por ello, pidió resistir con valentía y no dejarse llevar en el miedo. "Por supuesto, tenemos que ser prudentes y no ser irresponsables, tomar precauciones razonables. Pero tenemos que seguir viviendo y construyendo la paz y la confianza recíproca", añadió. 

Como muestra de esta construcción de la paz, el papa Francisco anunció que acudirá a la sinagoga de Roma dentro de dos meses, el próximo 17 de enero. Será la tercera vez en la que un papa vaya a visitar la cuna del judaísmo de Roma, localizada en el centro histórico de la ciudad. La visita será un encuentro entre Jorge Bergoglio y el rabino Jefe de la comunidad judía de Roma, Riccardo Di Segni, quien tuvo la iniciativa de invitar al papa Francisco a la sinagoga. 

El ISIS declara oficialmente la guerra a Europa y Estados Unidos

Anonymous se declara en pie de guerra contra el ISIS