El atentado contra Paris el pasado viernes ha sido el detonante de una gran revolución a nivel internacional que ha alertado de la necesidad de tomar medidas urgentes contra el Daesh. La rabia y la indignación empujan con fuerza para destruir el mal llamado #Estado Islámico y prácticamente todas las naciones se han unido en esta empresa con resultados que se empiezan a hacer efectivos.

Esta lucha para destruir al temido grupo terrorista no es nueva ya que se viene desarrollando hace ya años en la zona de Oriente Medio. Lo que resulta nuevo es la cercanía con la que los ciudadanos de los países occidentales sienten ahora la presencia de este grupo radical y sanguinario debido a la sucesión de ataques contra civiles y la inestabilidad en la seguridad que eso conlleva.

Anuncios
Anuncios

Pero no son todo malas noticias, el hecho de que ahora sea más visible la presencia del Daesh en Europa no significa que su fuerza sea mayor como muchos temen. Algunos expertos como el coronel de infantería Pedro Baños, opinan que el atentado de París es una evidencia clara de la debilidad del Estado Islámico y se presenta como una medida desesperada por aparentar un poder que pierden en su propio terreno.

En este sentido, Baños asegura que el Estado Islámico está perdiendo terreno de forma notable bajo la presión de chiítas y Kurdos tanto en Irak como en #Siria. A esto se suma la creación de las SDF o Fuerzas Democráticas Sirias que aumentan la tensión en la zona y debilitan el poder del ISIS.

Ante la inestabilidad de su dominio en el terreno propio, las fuerzas del Daesh activan su capacidad de infundir terror en la sociedad civil y buscan crear una imagen de dominación absoluta que no se corresponde en absoluto con su verdadera potencia a nivel de combate.

Anuncios

Debido a esto, la fuerte respuesta militar de Francia, con la ayuda y apoyo de numerosas potencias mundiales, supone un fuerte golpe que daña mucho más de lo que el miedo deja ver.

Es importante saber que los terroristas tienen el poder de dañar sin compasión y no cuentan con la empatía y el remordimiento que permitan una negociación con resultados satisfactorios, sin embargo, es también interesante saber que las naciones democráticas tienen capacidad de luchar contra el odio y vencerlo sin miedo. #Terrorismo