Desde cuando se escapó de una cárcel de máxima seguridad mexicana, el pasado 11 de julio, el jefe del Cártel de Sinaloa fue "casi capturado" ya una decena de veces.

La última en el Triángulo Dorado, entre Chihuahua, Durango y Sinaloa, en México. Antes, casi lo capturan otras tres o cuatro veces, siempre en el país del tequila, donde a mediados de octubre supuestamente lo hirieron.

Después de su tranquila salida de la prisión del Altiplano, imponentes operativos fueron activados no sólo en su país sino también en Guatemala y Honduras, dos países que con el narcotráfico mucho tienen que ver, con la frontera Norte del primero en estado de excepción continuo hace años, justamente por los carteles de la droga.

Anuncios
Anuncios

Unos meses atrás salió la noticia que el todopoderoso Guzmán estaba en Costa Rica, simplesmente porque su supuesto hijo publicó en Twitter una foto del Chapo tomando refrescos en un bar y "olvidandose" de sacar la localización geográfica. Todo el mundo "se la tragó" y por un par de día la información planetária (no sólo de habla hispana pero también inglesa, rusa, china y árabe) notificó su presencia en algún pueblo costarriqueño.  

Operativos policiales "a full" también en Ciudad del Este, en Paraguay donde, dicho sea de paso, el presidente Horacio Cartes tuvo la "mala suerte" de ver aterrizar en su casa de campo por dos veces avionetas llenas de cocaína, hecho por el cual la Dea norteamericana lo investigó.

¿Y porque Guzmán no tendría que estar en Brasil? El país es inmenso, tres veces Europa, y además tiene un histórico interesante por quien quiera esconderse, De hecho muchos piensan que el Chapo viva en alguna lujosa mansión de San Pablo, donde en el pasado cayeron narcos poderosos, como el italiano Tommaso Buscetta o el colombiano Juan Carlos Abadía, alias "Chupeta".

Anuncios

O en Río de Janeiro, quizás preparando las "Olimpiadas de la cocaína". 

Ahora pero llegamos al día de ayer, cuando Argentina lanza un operativo digno de Rocky I, II y III en la Patagonia. El Chapo estaría allí, dice Gendarmería Nacional, con la intención de fugarse a Chile.

En julio alias "Popeye", uno de los sicarios más sanguinarios de Pablo Escobar, había previsto que "dentro de máximo 18 meses al Chapo lo van a capturar" gracias "a la tecnología" y a "las interceptaciones". Eso quiere decir al final del año que viene. Por cierto antes de su captura él dará "la vuelta al mundo" y, quizás siendo católico, no lo "vean" también en el Vaticano.     #Drogas