Al menos tres de los presuntos yihadistas que perpetraron la masacre en París eran franceses y ya han sido identificados; uno de ellos, Omar Mostefai de 29 años, se sabe que viajó a Siria el pasado año 2013. 

Además se conoce que varios de los yihadistas identificados como autores de la matanza, vivían en Bruselas y pueblos cercanos; en esa zona fue donde se alquiló uno de los coches que emplearon los terroristas en París. Por otra parte, varios terroristas más se sabe que habrían pasado largas temporadas en Siria. Francia y toda Europa mantienen el estado de máxima alerta ya que aún no han dado caza a los terroristas que consiguieron escapar después de los atentados.

Anuncios
Anuncios

Estas alarmas se dispararon al declarar que uno de los terroristas fugados se trataría de Salah Abdeslam, el cual habría cruzado la frontera desde Bélgica a Francia el viernes pasado. De hecho, uno de los tres terroristas franceses suicidas identificados sería Ibrahim Abdeslam, hermano del yihadista huido Salah; Ibrahim sería el terrorista que se inmoló en el restaurante de la avenida Voltaire y que causó heridas a una persona. Otro de ellos, Bilal Hadfi de 20 años, detonó su cinturón explosivo inmolándose en los alrededores del estadio de Francia donde se disputaba el partido amistoso entre Francia y Alemania. Éste sería uno de los residentes en Bélgica que había pasado varias temporadas en Siria, al igual que varios de los otros terroristas identificados.

El residente francés identificado como otro de los terroristas causantes de la masacre, sería Ismail Omar Mostafi, el cual vivía en el suroeste de París y que realizaba de vez en cuando viajes a Bélgica; además, en 2013 vivió una temporada en Turquía, para después desplazarse hasta Siria y unirse a los grupos yihadistas.

Según fuentes del New York Times, estos tres terroristas (todos con vinculación a Siria) habrían estado comunicándose antes de los ataques para coordinarse, y para ello habrían empleado un sistema de comunicación encriptado para evitar ser descubiertos.

Anuncios

#Terrorismo